Editado por Europa Press 25 de Octubre 2014
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 25/02/2010

Cuba

Cuba aclara que a Zapata le "garantizaron todos los medicamentos y tratamientos" hasta su fallecimiento

El Gobierno asegura que la madre del disidente recibía dinero de organizaciones anticastristas en EEUU

   MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Raúl Castro aclaró este jueves que al disidente Orlando Zapata Tamayo "se le garantizaron todos los medicamentos y tratamientos necesarios hasta su fallecimiento", al asegurar que su madre, Reina Tamayo, estaba al tanto de la asistencia médica que recibió el opositor fallecido el pasado miércoles.

   Según el Gobierno, Zapata se declaró en huelga de hambre el pasado 18 de diciembre "negándose a recibir asistencia médica". Pese a esta situación fue trasladado al Puesto Médico del penal, posteriormente, al Hospital Provincial de la ciudad de Camaguey, y después al Hospital Nacional de Reclusos de La Habana.

   "En todos los lugares, se le realizaron estudios clínicos y se le prestó toda la asistencia médica necesaria, incluida terapia intermedia e intensiva y alimentación voluntaria por vía parenteral (endovenosa) y enteral (mediante levín), lo cual fue reconocido por su propia madre", señala un documento oficial divulgado por la Embajada de Cuba en España.

   El pasado 3 de febrero, indica la nota, Zapata presentó fiebre que "desapareció" en 24 horas, pero posteriormente los médicos que le atendían le diagnosticaron una neumonía "que se trató con los antibióticos y procedimientos más avanzados". No obstante, al quedar afectados ambos pulmones "fue asistido con respiración artificial hasta su muerte".

   Esta es la primera versión oficial del Gobierno de Castro sobre lo ocurrido durante más de 80 días de huelga de hambre que mantuvo Zapata, y que contradice los argumentos de la disidencia cubana que acusan a las autoridades de la isla de haberle "asesinado" al no brindarle la asistencia médica correspondiente.

   La noticia sobre la muerte de Zapata ha sido silenciada por los medios de comunicación de la isla, pese a que Castro lamentó este miércoles la muerte del opositor. "Fue condenado a tres años pero en la cárcel cometió delitos, se le incrementó la sanción. Luego, se le llevó a los nuestros mejores hospitales. Murió, lo lamentamos mucho", dijo.

"CONTRARREVOLUCIONARIOS"

   La primera aclaración que hace el comunicado oficial es que Zapata "no forma parte de los mercenarios que fueron juzgados en marzo del 2003", es decir, que no forma parte del grupo de 75 disidentes, intelectuales y periodistas que fueron detenidos en la llamada Primavera Negra, pese a que su detención se hizo en ese momento.

   Según las versiones de la disidencia, Zapata, un albañil de 42 años, pertenecía al Movimiento Alternativa Republicana con el realizó acciones a favor de los presos políticos y de iniciativas vinculadas con la promoción de los Derechos Humanos en Cuba. De hecho, Amnistía Internacional lo reconoció como un "preso de conciencia".

   El Gobierno cubano, en cambio, recuerda que desde de julio de 1990 este disidente "fue procesado y condenado en reiteradas ocasiones por delitos comunes, entre ellos por alteración del orden, daños, resistencia, dos cargos de estafa, exhibicionismo público, lesiones y tenencia de armas blancas", y no vincula sus condenas con el activismo político.

   No obstante, el propio Gobierno cubano recuerda que en el año 2001 Zapata fue relacionado con "la contrarrevolución, contactado entre otros mercenarios por Oswaldo Payá Sardiñas --promotor del conocido Proyecto Varela-- y Marta Beatriz Roque", una destacada opositora al régimen de Castro.

   También destaca que "ya en cumplimiento" de su condena "fue sancionado varias veces por desorden en establecimiento penitenciario y desacato", lo que podría explicar el sucesivo incremento de sus años de prisión hasta llevar la pena a unos 36 años de cárcel, según datos de la oposición cubana.

   A partir del año 2003, cuando ingresa nuevamente a prisión, "protagoniza varias acciones violentas en ella, agrediendo físicamente a funcionarios penitenciarios". También "se negó en reiteradas ocasiones a consumir los alimentos del penal y sólo consumía los alimentos que recibía de sus familiares".

   "Cumplía una sanción conjunta de privación de libertad de 25 años, después de haber sido sancionado en el 2004, a tres años, por desorden público, desacato y resistencia. Su historial delictivo es el de un delincuente común", señala la nota oficial.

   El régimen de la isla ha asegurado además que después de que Zapata fuese detenido por última vez, su madre "se vinculó a actividades de grupos contrarrevolucionarios, por las cuales recibía dinero de organizaciones contrarrevolucionarias que actúan en territorio de Estados Unidos como la Fundación Nacional Cubano Americana".


VÍDEOS

 
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.
Acerca de notimerica.com
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies