10 frases de Juan Rulfo con las que enamorarte

 

10 frases de Juan Rulfo con las que enamorarte

Contador
NOTIMÉRICA
Actualizado 16/05/2017 9:34:52 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 16 May. (Notimérica) -

   Juan Rulfo significó una explosión en su tiempo, dejó a todos sus coetáneos asombrados por su inteligencia, su imaginación y su narrativa intelectual. Un tiempo en el que México se agitaba y en cuyo fondo nacía lo que sería la Revolución Mexicana, a su vez antesala del México moderno.

   Nació en un pequeña ciudad pero desde muy pequeño tuvo que mudarse y vivir con su abuela, ya que sus padres fallecieron. Gracias a los libros que el sacerdote de su pueblo dejó en su casa, pudo acceder libremente a ellos. Su carrera entre los renglones de miles de páginas le hicieron vencedor y domador de las letras españolas. Es considerado uno de los escritores más ilustres y distinguidos del siglo XX gracias a su proyección literaria y a su aportación al mundo de la novela.

   Su obra completa se puede resumir en apenas 300 páginas, constituidas por una novela, 'Pedro Páramo', y una veintena de cuentos y textos breves como 'El llano en llamas' o 'El gallo de oro'. Su admirable sencillez y precisión hacen que en la actualidad todavía se le recuerde como uno de los precursores del realismo mágico hispanoamericano. Es por eso que dejamos a continuación una lista de algunas de sus mejores frases con las que no podrás evitar enamorarte.

   1- Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.

   2- Me gustas más cuando te sueño, entonces hago de ti lo que quiero.

   3- Nada puede durar tanto, no existe ningún recuerdo por intenso que sea que no se apague.

   4- ¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido.

   5- No tenía ganas de nada. Sólo de vivir.

   6- Sé que, a veces, cuando me examino el alma, la siento un poco quebrada.

   7- Pero ¿por qué las mujeres siempre tienen una duda? ¿Reciben avisos del cielo o qué?

   8- ¿Qué haré ahora con mis labios sin su boca para llenarlos?

   9- Te voy a dar un consejo antes que nada: no te enamores nunca, porque duele; duele aquí donde la gente dice que tenemos el corazón.

   10- Siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies