47 años de la mayor tragedia ferroviaria de Argentina

 
Contador

47 años de la mayor tragedia ferroviaria de Argentina

Ferrocarril
PIXABAY
Publicado 01/02/2017 7:24:44CET

   BUENOS AIRES, 1 Feb. (Notimérica) -

   Un día como hoy en 1970, un tren procedente de Tucumán colisionó a toda velocidad contra otro que estaba detenido en el kilómetro 36 de la línea del ferrocarril Mitre (hoy, Nuevo Central Argentino), cerca de Benavídez, entre Ingeniero Maschwitz y Pacheco. Más de 200 personas perdieron la vida en este trágico accidente que se recuerda como la mayor tragedia sobre rieles de la historia de Argentina.

   A las 18:48 horas del 1 de febrero de 1970 partió el tren Nº 3.832 que había salido de la estación Zárate con destino a Retiro y debía llegar al punto terminal a las 20:45 horas. En él viajaban 1.090 personas. A esa misma hora afilaba las vías hacia el mismo destino el tren Nº 1.016, llamado "Estrella del Norte", que había salido el día anterior desde la capital de Tucumán y que transportaba 260 pasajeros.

   A las 20:02 el de Zárate se detuvo, pasando Benavídez, a causa de un fallo en el mecanismo, mientras que el de Tucumán seguía avanzando a gran velocidad. El maquinista del primero de los trenes no alcanzó a advertir que el tren salido de Zárate se hallaba detenido. La tragedia se produjo en el kilómetro 36 a las 20:30 horas en una zona despoblada y con escasa iluminación.

    La locomotora del tren 1.016 se incrustó en el último vagón del 3.832 destrozándolo casi totalmente y elevándolo sobre la cabina de motores. Como saldo de la colisión descarrilaron locomotoras y vagones, hubo dos coches destruidos y otros seis descarrilados con los consiguientes deterioros ocasionados por los saltos fuera de los raíles. Además el penúltimo y antepenúltimo vagón del tren que se encontraba detenido, se vieron arrastrados 80 metros por la colisión.

   Estos dos vagones -de estructura exterior metálica e interior madera- chocaron entre sí con tanta fuerza que prácticamente quedaron incrustados. El saldo humano fue de 236 fallecidos y más de 500 heridos.

   La gran colisión fue advertida por los vecinos del lugar quienes de inmediato pidieron auxilio. Según el relato de los sobrevivientes, la mayoría de los pasajeros del tren de larga distancia estaban durmiendo antes de que se escuchara el hierro crujir. En el tren estacionado, los únicos que se percataron de lo que se aproximaba fueron unos jóvenes que estaban mirando por la ventana y comenzaron a alertar a los demás pasajeros. Algunos de ellos alcanzaron a tirarse por las ventanas.

CAUSAS DEL ACCIDENTE

   El primer recuento oficial dio 142 muertos, pero la cifra final alcanzó los 236 por los heridos graves que no sobrevivieron.

   Debido a la cantidad de víctimas fatales y los más de 500 heridos, este accidente sigue siendo la mayor tragedia ferroviaria de Argentina.

   Las causas del accidente se atribuyeron a una falta de comunicación entre los operarios, ya que cuando la formación proveniente del norte pasara por la estación de Pacheco, el personal debía avisar a los primeros para que diesen vía libre a los próximos trenes. Pero ese comunicado nunca se hizo efectivo. Los dos empleados de la estación Benavídez fueron detenidos por negligencia.

   La mayoría de cuerpos no pudieron ser recuperados debido a los enormes destrozos producidos, por lo que tres días después del accidente se decidió incinerar los restos en el mismo lugar. Muchos de ellos nunca fueron identificados. Esta tragedia se recuerda como la catástrofe ferroviaria más grande de Argentina.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies