Brasil celebra el día del 'choro', el llanto que suena a alegría

El grupo Choro Scenarium toca la mandolina en un bar de Río de Janeiro
Foto: REUTERS
Actualizado 23/04/2015 19:03:06 CET

El 23 de abril se celebra el Día Nacional del Choro recordando el nacimiento de Pixinguinha

   RÍO DE JANEIRO, 23 Abr. (Notimérica) -  

   Brasil celebra este jueves el Día Nacional del Choro, un género musical que tiene nombre triste  -'choro' en portugués significa llanto- pero que con la flauta, la guitarra y el 'cavaquinho' suena dulce y alegre, y que además está considerado el género musical brasileño más antiguo.

   Río de Janeiro, la ciudad que ya elevó a categoría de música nacional la samba y alumbró la bossanova también está considerada la cuna del choro; sus orígenes hay que buscarlos en 1808, cuando la Familia Real portuguesa llegó a Brasil y Río pasó a ser la capital del Imperio portugués.

   La ciudad vivió un momento floreciente en todos los sentidos, también en el cultural, ya que con la numerosa corte real llegaron cientos de músicos e instrumentos de origen europeo, como el piano, el clarinete, la guitarra o la flauta. Era la época en que estaban de moda los bailes de salón de estilo europeo, con el vals, o la polca.

   El choro nació precisamente de la fusión de la polca con ritmos africanos como el lundu, y no surgió entre los suntuosos bailes de la corte, sino de la mano de músicos humildes que vivían en barrios obreros como Cidade Nova o Tijuca, que hoy están considerados auténticos  epicentros de la creatividad carioca.

   El choro consta de tres instrumentos centrales: la flauta, la guitarra y el cavaquinho, pero entre las mil posibilidades también se puede añadir el saxo, la pandereta o el trombón. No tiene un ritmo definido y está muy basado en la improvisación; los músicos suele 'picarse' para ver  quien hace más virguerías.

   Se considera que uno de los músicos del Conservatorio Imperal, el flautista Calado, fue de los primeros en impulsar los grupos de choro. En los primeros años de vida del género destacaron nombres como Viriato Figueira o Chiquinha Gonzaga -la primera mujer 'chorona'-, pero el  choro dio un salto cualitativo cuando llegó a manos de Pixinguinha, todo un icono de la música  popular brasileña.

   Una de las principales discusiones sobre el choro es si debe tener letra o no. Al principio era únicamente instrumental, pero a partir de los años 30, con la influencia de la radio, se empezaron a añadir letras a las composiciones. Uno de los choros más famosos es 'Carinhoso', de Pixinguinha, con letra de João de Barro.

   Pixinguinha, que también era tenor, arreglista, saxofonista y flautista, formó en 1919 el conjunto Oito Batutas, que tuvo gran éxito entre la élite carioca, pero fue muy criticado por los puristas, que consideraban que su manera de tocar estaba muy influenciada por el jazz. En cualquier caso, abrió un mundo de posibilidasdes para el choro, que de la mano del maestro clásico Heitor Villa-Lobos llegó a la música erudita.

   El Día Nacional del Choro se instauró un 23 de abril en homenaje al nacimiento de Pixinguinha y cada año se conmemora con múltiples actividades: Río de Janeiro acogerá este fin de semana el VI Festival Nacional de Choro, que incluirá diversas actuaciones gratuitas y conferencias.

   Además, se inaugurará en el centro histórico la Casa do Choro, un espacio que albergará más de 10.000 partituras desde el siglo XIX y alrededor de 2.000 discos.