Ciudad Juárez (México) todavía llora recordando a los 17 estudiantes asesinados en la fiesta de Villas de Salvárcar

 

Ciudad Juárez (México) todavía llora recordando a los 17 estudiantes asesinados en la fiesta de Villas de Salvárcar

Masacre Villas de Salvárcar
YOUTUBE
Publicado 31/01/2017 7:30:40CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 31 Ene. (Notimérica) -

   Ciudad Juárez, en México, aún recuerda consternada la cruel matanza que ocurrió un día como hoy del año 2010. Se cumplen siete años desde que un grupo armado irrumpió en una fiesta de jóvenes, asesinó a 17 e hirió a otros 12, según informes oficiales.

   La masacre de Villas de Salvárcar, como es conocido, fue un crimen cometido por presuntos narcotraficantes contra aproximadamente 60 estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS), 128 del Colegio de Bachilleres plantel y 9 de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

   Los jóvenes se encontraban reunidos en una vivienda de Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, celebrando una fiesta, cuando de repente fueron sorprendidos por un grupo armado de unos 20 sicarios que bajaron de 7 vehículos, entraron en el lugar y dispararon sin piedad. No sólo atacaron el local en el que se encontraban los estudiantes, sino que también tirotearon a otras casas cercanas.

   Los cuerpos de los estudiantes que fallecieron fueron recogidos dentro de la casa además de en los patios traseros de varios hogares debido a que fueron alcanzados por las balas mientras intentaban huir de los disparos.

   Tres adultos también fallecieron al salir de sus viviendas tras escuchar el tiroteo e intentar ayudar a sus hijos.

RESPUESTA DEL PRESIDENTE

   Durante los hechos, el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, se encontraba de viaje por trabajo en Japón. En cuanto supo de la noticia, aseguró que el asesinato de los jóvenes se había debido a que éstos pertenencían a grupos de la delincuencia organizada y al narcotráfico.

   Ante tales declaraciones, el entonces secretario de gobernación, Fernando Gómez Mont, ofreció disculpas a la ciudadanía y a los familiares por las "equivocadas palabras" de Calderón y aseguró que sus declaraciones se debieron a una confusión en la información que recibió sobre los hechos.

    Pero este hecho desató la furia de los padres de las víctimas que exigieron a las autoridades limpiar el nombre de sus hijos ya que, aseguraban que éstos no tenían ningún vínculo con la delincuencia y que eran estudiantes que se dedicaban a hacer deporte y a trabajar después del colegio. Actualmente existe un parque en Villas de Salvárcar en honor a los estudiantes fallecidos en la masacre. Los motivos por los cuales los delincuentes irrumpieron a tiros en la fiesta se desconocen. Pertenecían a grupos de delincuencia organizada y narcotráfico, pero se ignora si existía alguna relación con el grupo de estudiantes.

DETENCIÓN DE LOS RESPONSABLES

   El 3 de febrero de 2010, la procuradora de Chihuahua, Patricia González, reveló que el presunto responsable de la matanza de los jóvenes era un hombre apodado 'el 12' o 'El Rama', que había muerto posteriormente en un enfrentamiento con el Ejército mexicano. Por otro lado, el presunto autor intelectual de la masacre fue José Antonio Acosta Hernández 'El Diez', que fue agente de la Policía Ministerial del estado de Chihuahua.

   Un año después se inició el juicio contra José Dolores Chavarría, Juan Antonio Soto Arias, Heriberto Martínez, Alfredo Fabio Hernández Lozano e Israel Arzate Meléndez, todos ellos señalados como responsables del asesinato de 17 jóvenes en la fiesta de Villas de Salvárcar. Fueron condenados a 240 años de prisión, excepto el último de ellos que fue amparado porque firmó su declaración bajo tortura cuando fue detenido.

SIETE AÑOS DESPUÉS

   Tras siete años de la masacre, algunos padres de familia decidieron demandar y pedir una indemnización, además de enviar una carta al presidente Enrique Peña Nieto explicando los motivos de la demanda.

   De acuerdo a la orientación legal que recibieron los familiares, cada uno debía recibir entre uno y dos millones de pesos (46.100 y 92.200 dólares), debido a que se comprobó que el ataque fue perpetrado por integrantes del régimen organizado y que se usaron armas de grueso calibre prohibidas por la ley. Por este motivo, el delito debe ser atraído por la Procuraduría General de la República e investigado como delito federal. Cuando el crimen sea calificado como delito de carácter federal, los padres podrán acceder a la indemnización.

   El multihomicidio desató diferentes manifestaciones en distintos puntos de la república mexicana y fuera de ella, en las que participaron numerosas organizaciones religiosas y sociales bajo el lema "Justicia en Juárez. No más impunidad. No más sangre".

   Villas de Salvárcar quedó grabado en la mente de todos los fronterizos como la peor masacre vivida en Juárez durante la guerra de los cárteles de la droga. Una ciudad mexicana que para ese momento ya contaba con más de 3.000 muertes a causa del narcotráfico.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies