Inés Páez: "Se trata de rescatar los platos de siempre pero dándoles forma nueva, para no perder la identidad del país"

 

Inés Páez: "Se trata de rescatar los platos de siempre pero dándoles forma nueva, para no perder la identidad del país"

Inés Páez
IDEALMEDIA
Publicado 30/01/2017 9:22:38CET

   MADRID, 30 Ene. (Notimérica) -

   Inés Páez Nin, conocida por sus seguidores como Chef Tita, es considerada la embajadora de la nueva cocina de la República Dominicana ante el mundo. Se licenció en Hostelería y Turismo en la Universidad Iberoamericana (UNIBE) y en la actualidad tiene su propio restaurante en Santo Domingo, llamado 'Travesía'.

   La cocina de la que es abanderada Chef Tita está basada en la recuperación de la tradición culinaria de Iberoamérica, creando, mediante las técnicas y los conocimientos más vanguardistas, platos que sepan a la tradición que se encuentra enraizada en República Dominicana.

   En su búsqueda de sabores e ingredientes ancestrales, ha viajado por diferentes países del mundo, empapándose de diversas culturas y cocinado con los mejores cocineros de otros países, tal y como ella lo es del suyo.

   Páez ha concedido una entrevista a 'Notimérica' en la que habla sobre las tendencias actuales de la cocina --no solo en su país, sino en toda la región--, de aquellas características que la hacen única y de cómo está evolucionando en la actualidad.

   Pregunta: ¿En qué se diferencia la cocina de República Dominicana de la de otras de Iberoamérica?

   Respuesta: Creo que una de las cosas que más distingue la gastronomía dominicana es la influencia que tenemos de otros países y zonas, como de africanos, españoles, italianos, libaneses, árabes... Esto es lo que la hace bastante interesante. Además, la calidad del producto que tenemos en nuestro país, que todavía mantiene su esencia, su fuerza y su personalidad. La nuestra es una cocina de mucho sabor y cargada de muchos ingredientes también, por eso es diferente.

   P: ¿Cuál es el plato más característico de su país?

   R: El sancocho de siete carnes es el plato más característico. Esta hecho de tubérculos y de más raíces así como de la mezcla de carnes distintas, como cerdo, pollo, res, chivo, conejo... Es bastante suculento y con muchos sabores distintos juntos y también lleva yuca. Es muy rico.

P: ¿Qué tendencias están triunfando en la actualidad en la cocina iberoamericana?

   R: Sobre todo mucha técnica y también la vuelta a lo ancestral, esta es una tendencia importante. Se trata de rescatar los platos de siempre pero dándoles forma nueva, para que no se pierda la identidad gastronómica del país. También es tendencia utilizar los productos de siempre pero darles forma nueva, consiguiendo que no pierdan su sabor original.

P: ¿Quienes son para usted los tres mejores cocineros de la región?

   R: Bueno, hay muchos... Pero me encanta Virgilio Martínez Véliz, de Lima (Perú), este me fascina; Leonor Espinosa, de Colombia, que hace un rescate de la cocina ancestral y es antropóloga también; Martín Berasategui, que es español, y además yo he sido su pupila, es uno de mis cocineros preferidos. También otros como Quique Dacosta, Xabier Gutiérrez, Juan María Arzak, René Redzepi... Son muchos, hay muchísimo talento en la cocina.

P: ¿Cuáles considera que son las características fuertes de la cultura gastronómica de la región?

   R: Como puntos fuertes son indiscutibles la calidad del producto y la variedad, además ahora se está dando a conocer mucho cada país por su gastronomía y sus ingredientes. Cada día van saliendo más cocineros y los platos más emblemáticos van siendo conocidos en el exterior. Se está exportando mucho más la cultura gastronómica de cada uno de esos países.

   También es importante el hecho de que cada día se va mezclando con ingredientes de otras culturas, de diferente suelo. Por ejemplo, en República Dominicana se están produciendo muchos ingredientes nuevos, que eran más propios de Perú, Colombia o Brasil, o incluso de Europa. Esto demuestra que la cocina no tiene fronteras y que hay un factor internacional muy interesante.

   P: ¿Iberoamérica ha ignorado su propia gastronomía en favor de la extranjera?

   R: Si, en muchas ocasiones, y esa es una cosa que nosotros, como cocineros, tenemos que fomentar, nuestra identidad gastronómica. Primero tenemos que promocionar lo nuestro y luego adoptar y darle entrada a otras culturas, pero primero es imprescindible poner en valor lo que nos identifica, en mi caso, como dominicana.

P: ¿Considera importante mantener la tradición culinaria de la región, o es más bien un lastre para probar cosas nuevas?

   R: Es muy importante mantener la cultura de la región y de los países. Aunque se pueden utilizar como herramientas otras culturas y fusionar o mejorar tu técnica, es importante mantener esa esencia y la cultura gastronómica que nos es propia.

   P: ¿Cree que la cocina iberoamericana tiene la relevancia internacional que le corresponde?

   R: Sí, yo creo que sí. Pero nunca es suficiente, siempre hay que seguir trabajando, proyectando, haciendo cosas nuevas y mantenerse a la vanguardia, porque cada día la cocina avanza y hay un nuevo invento. Si no nos actualizamos, el cambio te cambia, por eso es tan importante la proyección y la promoción de la gastronomía.

   P: ¿Hacia dónde está evolucionando la cultura gastronómica de la región?

   R: Básicamente está enfocada al consumo de productos nativos y más naturales, con menos conservantes y preservativos, más frescos. También está tendiendo al factor sorpresa, algo interesantísimo. Realmente, la síntesis es que está evolucionando hacia el respeto de los sabores ancestrales pero actualizados y con una forma nueva, diferente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies