Las 5 leyendas más aterradoras de Colombia

Las 5 leyendas más aterradoras de Colombia
NOTIMÉRICA/ PXHERE
Publicado 07/08/2018 0:17:12CET

    BOGOTÁ, 7 Ago. (Notimérica) -

    Colombia es uno de los países iberoamericanos que mantiene más tradiciones y leyendas culturales de siglos pasados. Durante décadas los habitantes del país sudamericano han estado tremendamente intimidados por estas historias.

   Hoy en día, mientras unos siguen creyendo este tipo de fábulas, otros simplemente se encargan de contarlas a sus hijos y nietos con el fin de mantener la tradición cultural.

   Por ello, Notimérica te presenta las 5 leyendas de Colombia que se encuentran entre las más terroríficas de Iberoamérica:

   LA LEYENDA DE LA PATASOLA

   Esta leyenda cuenta la historia de una mujer a la que su marido amputó la pierna tras descubrir que ella le había sido infiel. Tras el fatídico hecho, el esposo llevó a la mujer a la selva colombiana con el fin de que muriese allí desfallecida.

   Sin embargo, lejos de morir, la mujer sobrevivió y mutó en un ser paranormal. Actualmente, se cree que reside en los Andes huilenses y que, gracias a su poder de metamorfosis, seduce a los hombres que pasan por la selva y posteriormente los devora.

   

   EL SOMBRERÓN

   'El Sombrerón' se recuerda en Colombia cómo un terrorífico señor de rostro diabólico se dedica a perseguir a aquellos jóvenes que tienen malos hábitos de vida.

   Todo aquel que beba en exceso, tome sustancias estupefacientes o simplemente tenga un comportamiento anormal está en el punto de mira de este ser. Algunos afectados coinciden en que 'El Sombrerón' se aparece en el camino y persigue a sus víctimas mientras grita "si te cojo te lo pongo", refiriéndose a su sombrero.

   

   EL HOMBRE CAIMÁN

   Este mito cuenta la historia de un joven colombiano cuyo objetivo era convertirse en caimán para poder observar a las mujeres mientras se bañaban desnudas en el río. Para ello, visitó junto con un amigo, a un brujo de la época.

   Este le preparó dos brebajes, uno para convertirse en el animal deseado y otro para volver a ser humano. Tras la ingesta del primer brebaje, el joven se convertía en un tremendo caimán. El estupor que su amigo sintió le llevó a derramar unas gotas del segundo brebaje sobre la cabeza del entonces caimán mientras dejaba caer el tarro al suelo.

   De este modo, el resultado fue que el muchacho acabó teniendo cuerpo de caimán y cabeza de hombre, convirtiéndose así en el temor de todos los habitantes del pueblo que jamás volvieron a acercarse al río.

   

   LA LEYENDA DEL MOHÁN

   'El Mohán' y la leyenda sobre su persona se remonta a la época colonial. De acuerdo con los habitantes colombianos, 'El Mohán' fue un hechicero horrible y corpulento que aterrorizaba a toda la población provocando grandes borrascas y desastres naturales.

   Una noche, en mitad de una gran borrasca, divisó en una de sus visiones la llegada de los españoles y las consecuencias de su colonización. A modo de rechazo, decidió refugiarse en la selva con todos sus tesoros donde se cree que permanece convertido en un cavernícola, y donde toca la guitarra en las noches de luna llena.

   A día de hoy muchos piensan que los desastres naturales que se desencadenan alrededor de los ríos se deben a la influencia del Mohán. Por ello, los campesinos siempre llevan consigo en sus canoas tabaco y aguardiente, los dos productos que el ser más consume, para evitar desgracias en sus rutas por los ríos.

   

   LA LEYENDA DEL DUENDE

   Esta leyenda cuenta la historia de un duende cuya actividad principal es secuestrar a los niños y niñas, especialmente a los que tienen el pelo rubio.

   Una vez que los niños son arrebatados de sus casas, el duende se los lleva al bosque para convertirlos en niños salvajes. Si alguno de estos niños es rescatado, la tradición dicta bañarles en agua bendita para evitar cualquier tipo de mal que el duende haya podido trasmitirles.