María Félix, "la Doña" de la Época de Oro del cine mexicano

María
WIKIPEDIA
Actualizado 09/04/2018 18:55:14 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 9 Abr. (Notimérica) -

   Ayer 8 de abril se cumplió el aniversario de la muerte de la actriz mexicana María de los Ángeles Félix Güereña, más conocida como María Félix. Esta fue una de las figuras femeninas más importantes de la denominada Época de Oro del cine mexicano.

   Su belleza, arrogancia y altanería la convirtieron en un mito del cine, cuya historia se sigue escribiendo aún después de su fallecimiento en 2002.

   Compartió elenco con varios de los grandes galanes del cine latinoamericano de la época y con otras entrellas como Rossano Brazzi, Vittorio Gassman, Jean Gabin, Yves Montand, Gérard Philipe y Jack Palance. Junto a Pedro Infante, Jorge Negrete (su gran amor), Pedro Armendáriz y Dolores del Río, representa a las máximas figuras del cine latinoamericano de las décadas de 1940 y 1950.

   En 1939 y sin la menor intención de actuar, llegó a Ciudad de México sin su hijo, quien fue reclamado en custodia por el padre en la capital de Jalisco. Un furtivo encuentro con el ingeniero Fernando Palacios le cambió la vida, ya que este le ofreció actuar y, algo fundamental, la inscribió en clases de actuación, baile y dicción. En un par de años, los estudios de cine (que en aquella época firmaban a sus estrellas en exclusividad) competían por lanzar su carrera cinematográfica.

   Finalmente, fue Clasa Films quien la puso en el reparto de El peñón de las ánimas, de Miguel Zacarías (1943), el cual curiosamente era protagonizado por Negrete.

"LA DOÑA"

   El papel que la mandó al estrellato fue su interpretación como "la Doña" por su intervención en 'Doña Bárbara', basada en la novela homónima del autor venezolano Rómulo Gallegos.

   Félix simplemente perfeccionó su personaje de mujer altiva e impenetrable, y construyó una leyenda imperecedera que aún cautiva al mundo. Octavio Paz declaró: "Fue una actriz que perteneció a esa categoría de actores que se transforman en personajes de sí mismos".

   

   En aquellos años, la actriz conoció al músico y poeta Agustín Lara, de quien se convertiría en su musa y en su esposa hasta 1947 cuando Félix puso fin a la relación.

   En 1948 aterrizó en Madrid para filmar en la España de la posguerra 'Mare Nostrum', al lado de Fernando Rey, también conoció al legendario torero Luis Miguel Dominguín, con quien también vivió un romance.

   Amante del lujo, las joyas, los viajes en el Queen Elizabeth y las relaciones con los intelectuales y el poder, la artista explotó y disfrutó al máximo su estatus de estrella internacional, rechazando proyectos de Hollywood.

   Su regreso a México en 1952 desató un desenfrenado romance con Negrete, con quien se casaría ese mismo año. El 15 de octubre de 1952, dos días antes de la boda en su casa de Tlalpan y con Diego Rivera como uno de sus testigos, María Félix declaró a 'Excélsior': "Me caso con Jorge porque lo amo."

   Su carrera cinematográfica fue muy extensa, protagonizando 'La cucaracha', de Ismael Rodríguez (1959); 'Juana Gallo' (1961), de Miguel Zacarías; 'La Bandida' (1963), de Roberto Rodríguez, y 'La Generala', de Juan Ibáñez (1971), con la que se despediría para siempre de su otro gran amante, el cine.

   Félix murió el 8 de abril de 2002 a sus 88 años, aproximadamente a la 1.00 (hora local) en Ciudad de México, su cuerpo se descubrió sin vida avanzada la mañana.