Los 5 mejores fotógrafos de Iberoamérica

Los 5 mejores fotógrafos de Iberoamérica
NOTIMÉRICA/ PIXABAY
Actualizado 19/08/2018 8:30:34 CET

   MADRID, 19 Ago. (Notimérica) -

   La fotografía es una ventana abierta a la diversidad del mundo, a lo que no conocemos y, sobre todo, a lo que deberíamos conocer. Las buenas fotografías son aquellas que consiguen retratar el conjunto de la realidad de un lugar, sin marcos, límites u otros elementos que provoquen confusión.

La evolución de la tecnología ha elevado a niveles previamente inimaginables las posibilidades audiovisuales de las que los humanos pueden disfrutar. Sin embargo, el atractivo de la fotografía se ha mantenido intacto.

   Valorar la calidad de una fotografía es algo, sin duda, muy subjetivo. Probablemente, un factor común que determina si una instantánea es 'buena' o 'mala' es su capacidad de impacto. Si con una sola mirada se puede entender la realidad que el fotógrafo quiere transmitir, la obra suele ser perfecta.

   Al contrario de lo que normalmente se tiende a pensar, la fotografía no es una cuestión de belleza superficial, sino de belleza simbólica. Prueba de ello es la importancia que ha tenido en cuanto a la visibilidad de los grandes conflictos del siglo XX. Sin ir más lejos, las imágenes de Eddie Adams que retratan las calamidades vividas durante la Guerra de Vietnam representaron un punto de inflexión para el conflicto bélico que Estados Unidos mantenía con el país asiático.

   

   Hoy, 19 de agosto, es el Día Mundial de la Fotografía y, por ello, en Notimérica, recordamos a 5 de los mejores fotógrafos iberoamericanos:

   SERGIO LARRAÍN: FOTOGRAFÍA CALLEJERA

   Sergio Larraín fue uno de los primeros fotógrafos iberoamericanos que consiguió alcanzar el reconocimiento internacional en el siglo XX. De la mano de sus fotografías, ambientadas en los problemas sociales de Sudamérica en los años sesenta, consiguió llegar a Magnum, una de las agencias fotográficas estadounidenses más importantes.

   Los directivos de la agencia le encargaron que captase una fotografía de uno de los capos italianos más buscados de la época: Giuseppe Genco Russo. Larraín cumplió con su deber y la imagen del mafioso dio la vuelta al mundo.

   Sin embargo, su verdadera vocación no era trabajar por encargo sino por gusto e interés. Por ello, dejo su puesto dentro de la agencia y se dedicó de lleno a la fotografía callejera. Desde un plano contrapicado y realista retrató la desdicha de aquellos que vivían bajo el yugo de la pobreza allá por donde iba. Sus trabajos no solo conquistaron el corazón de millones de personas, sino también el de los museos más destacados, como el Moma de Nueva York.

   

MARTÍN CHAMBI: FOTOGRAFÍA INDÍGENA

   Martín Chambi es uno de los máximos exponentes de la fotografía indígena iberoamericana. Nacido en un pequeño pueblo peruano a las orillas del lago Titicaca, Chambi tuvo su primer contacto con la fotografía en la mina donde su padre trabajaba.

   Siempre buscó revelar el universo cotidiano y mágico de la cultural andina, su cultura. El hecho de que las fotografías en las que retrataba a los pueblos indígenas alcanzasen el reconocimiento a escala internacional significó un paso adelante hacia la dignificación de estos pueblos, que vivían bajo una continua discriminación.

   

   ALBERTO KORDA: FOTOGRAFÍA DOCUMENTAL

Alberto Korda es el autor de la imagen más icónica del Che Guevara. A pesar de que el fotógrafo se había recorrido Cuba, su país natal, de punta a punta haciendo infinidades de reportajes y documentales, lo cierto es que su reconocimiento mundial se debe a la fotografía del Che mientras este contemplaba el cortejo fúnebre de los muertos en el atentado terrorista al barco La Coubre, el 5 de marzo de 1960.

   El impacto de la foto del líder revolucionario perdura hasta nuestros días. Tanto es así que sigue siendo considerada como uno de los diez mejores retratos de la historia y, además, constituye la imagen más reproducida de todos los tiempos alrededor del mundo.

   

   LOLA ÁLVAREZ: FOTOGRAFÍA NARRATIVA

   En Iberoamérica las fotógrafas tuvieron un papel fundamental en los movimientos sociales y políticos del siglo XX. Lola Álvarez fue una figura clave del renacimiento artístico que se vivió en México, su país de nacimiento, tras la Revolución de 1910.

   La especialidad de la artista eran los retratos de los grandes intelectuales que lideraban la ideología transgresora de la época. Algunas de sus imágenes más famosas tienen como protagonista a Frida Kahlo. En palabras de la fotógrafa: "Si algo resulta útil de mi fotografía, será en el sentido de ser una crónica de mi país, de mi tiempo, de mi gente".

   MARIO TESTINO: FOTOGRAFÍA DE MODA

   Celebridades del mundo entero han caído rendidas ante la fotografía de Mario Testino. El distintivo del peruano son sus retratos de los modelos, hombres y mujeres, más afamados de la actualidad, a través de una sutil y minimalista extravagancia.

   Sus trabajos, convertidos en obras de arte, han sido expuestos en diferentes museos y galerías de todo el mundo, como el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid o el National Portrit Gallery de Londres.

   De acuerdo con algunas de las cabeceras más prestigiosas del mundo de la moda, como Vogue, Mario Testino es probablemente el mejor fotógrafo de moda vivo. Él, por su parte, afirma que solo busca la belleza de las personas y que las tres personas más especiales con las que ha trabajado son la modelo Kate Moss, la cantante Madonna y la princesa Diana de Gales.