Mercedes Sosa, la mujer que puso voz a América Latina

MERCEDES SOSA
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 09/07/2018 10:27:50 CET

   BUENOS AIRES, 9 Jul. (Notimérica) -

   San Miguel de Tucumán, en la provincia argentina de Tucumán, fue testigo del nacimiento de Haydée Mercedes Sosa el 9 de julio de 1935. Sosa es considerada la mayor muestra del folclore en Argentina, fundó el 'Movimento del Nuevo Cancionero' y cuenta con 35 álbumes de estudio, dos EPs y 11 álbumes en vivo.

   Hija de un obrero de la industria azucarera y una lavandera, Mercedes Sosa nació el día en que se conmemora la Independencia de Argentina. De hecho, la que sería un referente musical nació en la misma tierra donde se firmó el tratado: Tucumán.

   La contralto comenzó a desarrollar sus dotes musicales con tan solo 15 años, según contó por su 71 cumpleaños a una entrevista a 'La Nación'. Ante la ausencia de su profesora de canto, Sosa lideró a sus compañeros --por orden de su directora-- a cantar el Himno Nacional el 17 de octubre, Día de la Lealtad Peronista. Tras su actuación, la profesora de 'labores' llevó a su clase a LV12, y allí ganó un concurso bajo el seudónimo Gladys Osorio cantando 'Triste estoy' de Margarita Robles.

   Esta experiencia sirvió a Sosa para dedicarse al canto, principalmente en actos partidarios del peronismo, el circo de los Hermanos Mediana y la radio.

   La Ciudad de Mendoza sería el lugar donde Mercedes se desarrollaría en lo personal. Allí tuvo a su hijo Fabián Matus --con el músico Oscar Matus-- y estableció una sociedad con el poeta y locutor Armando Tejada Gómez.

   Esta época es conocida por el 'boom' del folclore, producto de la industrialización y éxodo rural. Sosa lanzó en esta época, a los 27 años, su primer álbum: 'La voz de la Zafra' --la zafra es la cosecha de la caña de azúcar--. El trabajo que posteriormente fue reeditado bajo el título 'Canta Mercedes Sosa' mostraba ya una línea estética y cultural que se asentaría en el lanzamiento del Movimiento del Nuevo Cancionero.

   Seis años después del lanzamiento de su primer álbum, Mercedes y su marido, junto con otros artistas, lanzaron el 'Movimiento del Nuevo Cancionero' desde el Círculo de Periodistas de Mendoza. El conocido internacionalmente como 'Movimiento de la Nueva Canción' declaró valores como "aplicar la conciencia nacional del pueblo", promover "la participación de la música típica popular en las demás artes" y alentar "la necesidad de crear permanentemente formas y procedimientos interpretativos". Mercedes sustentaría toda su carrera en los principios del 'Nuevo Cancionero'.

   Fabián Matus la abandonó a ella y a su hijo en común en 1965, un episodio que marcaría su desarrollo. Ante esto, Sosa se mudó a Buenos Aires donde grabó su segunda obra, 'Canciones con fundamento', que todavía no le haría conocida.

   La fama le llegaría en la quinta edición del 'Festival Folclórico de Cosquín', evento que se convirtió en el centro del 'boom' folclórico en Argentina. El autor Jorge Cafrune invitó a Sosa a subir al escenario de entre el público --en contra de los organizadores--, allí Mercedes interpretó 'Canción del derrumbre indio' de Fernando Figueredo. Su interpretación fue un éxito que le llevó a firmar su tercer disco, 'Yo no canto por cantar', con PolyGram, obra que la catapultó a la fama.

   Los años posteriores fuero para ella una retahíla de éxitos en lo artístico: gira por Estados Unidos, presentaciones en Chile, grabaciones de discos simples, recopilatorios y álbumes.

CONSAGRACIÓN

   Los años 90 fueron muy significativos para Sosa. En estos años empezó a ser llamada 'La Voz de América', pues prosiguió dando conciertos dentro y fuera de Argentina. Lugares como el 'Licoln Center' en Estados Unidos, el 'Mogador' en París o el 'Concertegebouw' de Ámsterdam se rindieron a la natural de Tucumán.

   Su álbum número 30 vio la luz en 1991, 'De mí', un año más tarde --tras caer Pincochet-- volvió a Chile para realizar tres actuaciones multitudinarias.

   Una iniciativa por la paz del papa Juan Pablo II, el segundo Concierto de Navidad en diciembre del 1994, fue una gran convocatoria donde fue una de las protagonistas. Este evento fue grabado en un álbum doble y lanzado en Italia.

   En el año 1997 formó parte del grupo de 23 personalidades de todo el mundo que formaron la 'Comisión de la Carta de la Tierra', representando a América Latina y el Caribe firmó la primera versión de la misiva.

PROBLEMAS POLÍTICOS

   Más allá de lo musical, Mercedes apoyó las causas de izquierdas desde joven y se afilió en los setenta al Partido Comunista. El régimen militar la incluyó en las listas negras tras el golpe de Estado de 1976 y sus obras fueron prohibidas.

   Desde que fue instaurada la dictadura, sus giras fueron por Europa y el norte de África y posteriormente, procuró seguir en Argentina pese a prohibiciones y amenazas. Un recital en La Plata en el año 78 fue el escenario en el que la detuvieron.

   Un año después de este incidente, en 1979, se exilió ante las presiones: primero a París y luego a Madrid. Durante esta época no cesó su actividad musical. Un recorrido artístico que está muy marcado por la nostalgia: la artista contó que llegó a pensar en suicidarse en estos momentos.

   Antes de que cayese la dictadura, tras la Guerra de las Malvinas, Mercedes volvió a Argentina. Su vuelta estuvo marcada por recitales históricos en los que llenó salas como el 'Teatro Ópera' de Buenos Aires. Fueron un total de trece recitales en los que se registraron llenos.

   Su regreso en el 82 fue meteórico hasta que un año más tarde culminó participando en el histórico 'Concierto por la Paz en Centroamérica'. Una vez cesado el régimen, en diciembre de 1983, Sosa se comprometió con la lucha por los derechos humanos y mantendría grandes relaciones con los presidentes Alfonsión, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

   Su vida avanzó en lo musical y político, los últimos grandes momentos de su vida fueron el 'Festival de la Democracia', que en 2007 celebró el aniversario del retorno de la democracia a Argentina, y un recital en Tucumán en 2008, donde cantó para los presidentes de países miembros y asociados del Mercosur.

Mercedes Sosa falleció el 18 de septiembre de 2009, a los 74 años, en Buenos Aires. Su tanatorio tuvo lugar en el Congreso Nacional de Argentina y todo tipo de personalidades la guardaron tributo.