Portavoz del Gobierno de España afirma en que el español "es libertad" y una lengua "que no tiene dueño"

Rueda de prensa del portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo
Europa Press
Publicado 23/04/2018 13:12:57CET

   El ministro recuerda que cuando Nicaragua "vive horas difíciles", aboga por "la concordia en libertad y democracia como símbolo de esperanza"

   ALCALÁ DE HENARES, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha defendido este lunes 23 de abril durante la entrega del Premio Cervantes 2017 a Sergio Ramírez que el español "es libertad" y una lengua "que no tiene dueño, y ahí reside su fortaleza".

   Durante su intervención, el ministro ha glosado la carrera y vida literaria del premiado, haciendo una pausa para hablar de la labor del premiado con la "cultura compartida" de Iberoamérica. "Esa cultura a la que ha dotado de porvenir, al cargarse a la espalda a la generación posterior del 'boom', para desmentir que la grandeza de las letras latinoamericanas fuera flor de un día", ha apuntado.

   Méndez de Vigo ha recordado que la cultura en español "no reconoce fronteras ni disciplinas, que es compartida" y a la que se pretende "revestir de futuro" con el proyecto 'El español, lengua global'. "No podemos olvidar la elocuencia del valor cuantitativo de nuestra lengua", ha añadido.

   Asimismo, ha resaltado que son "muchas las naciones y millones las personas" que contribuyen a una "situación de privilegio" de la lengua española, una situación que se traduce en "un gran potencial de oportunidades económicas y culturales" allende las respectivas fronteras.

   "El español es libertad, es una lengua que no tiene dueño y ahí reside su fortaleza. Pero al tiempo, sí tiene agentes, y cada vez más: cada uno de esos millones de hispanohablantes. Nuestra obligación, nuestra vocación, es seguir impulsando la expansión del español y de la cultura en español, y aprovechar su condición de lengua multinacional en los retos que plantea la revolución tecnológica", ha señalado.

   El ministro ha insistido en la importancia de que el español se posicione como "lengua tecnológica y que las máquinas aprendan a hablar español". Posteriormente, ha pasado a desgranar la obra de Ramírez, de quien ha dicho que se ha descrito "erróneamente" como alguien con "vida doble" de político y luego escritor.

UN ESCRITOR "SOBRE TODAS LAS COSAS"

   "Algo desmentido por la fuerza de los hechos: nuestro galardonado es escritor sobre todas las cosas y no creo equivocarme al afirmar que, entre las muchas preocupaciones derivadas de su dedicación a la política activa, la mayor era contemplar el fugaz transcurrir de las horas perdidas para la literatura. La actividad política, además, resultaba inquietante", ha señalado, para recordar con humor una anécdota que cuenta cómo la mujer del autor nicaragüense tuvo que pedir cita en la Casa del Gobierno para ver a Ramírez.

   "Las soledades de nuestro galardonado son paréntesis, remansos de creatividad en un mar de amistades fuertes, ilustres, duraderas", ha apuntado Méndez de Vigo, tras señalar que "no es posible resumir en unos nombres el talento que le rodea, la influencia que ha recibido y las amistades que le han enseñado a mirar la vida con el afán de un prosélito de la belleza".

   Méndez de Vigo ha aseverado que la novela no ha sido para Ramírez "un corsé, sino un horizonte de libertad". Y, tras enumerar algunos de sus títulos más emblemáticos, ha terminado hablando de la escritura del galardonado como "algo continuo, con un espíritu libre y global, donde su prosa manda sobre cualquier otro destino", ha añadido.

RECUERDOS A PITOL Y NICARAGUA

   Por otro lado, el ministro ha hecho dos apartes en su discurso. Uno para hablar de la actual situación de Nicaragua, "presente hoy" en este premio. "Cuando Nicaragua vive horas difíciles abogamos por la concordia en libertad y democracia como símbolo de esperanza para responder a los anhelos de los ciudadanos", ha destacado.

   Por el otro, ha recordado a Sergio Pitol, Premio Cervantes en 2005 y fallecido el pasado 12 de abril y cuya vida, obra y memoria "de un hombre que dedicó toda su ilusión y su fuerza al servicio del mundo editorial, están muy presentes". Méndez de Vigo ha recordado que en este Premio Cervantes se "honra a todos los 'anunciadores de felicidad' que han hecho de la literatura en español un faro capaz de iluminar los siete mares".