El Reina Sofía de Madrid ahonda en el dolor del pueblo colombiano a través de la obra de Beatriz González

Monográfica de Beatriz González, Museo Reina Sofía
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2018 15:11:45CET

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Museo Reina Sofía acoge en el Palacio de Velázquez del Retiro, desde este jueves 22 de marzo hasta el próximo 2 de septiembre, una monográfica de la obra contemporánea y experimental de la artista colombiana Beatriz González (Bucaramanga, 1938), organizada por el Museo Reina Sofía y que ahonda en temas como el dolor del pueblo colombiano y combina elementos como el arte pop y la política.

   La muestra ofrece así un total de 160 obras -pinturas, dibujos, láminas, esculturas e instalaciones- realizadas entre 1965 y 2017 que proponen una revisión global de la trayectoria de la artista, conocida como "la maestra" en su país natal y de la que fueron discípulos artistas de gran relevancia como Óscar Muñoz o Doris Salcedo.

   Su obra también se caracteriza por su elemento pedagógico y su visión iconográfica. González siempre concibió el museo como un lugar de investigación y una plataforma de diálogo, y su arte se nutre así de imágenes de periódicos y elementos imaginarios de cultura popular para contar "lo que la historia no puede contar".

   De este modo, la artista ha explicado, este jueves 22 de marzo en rueda de prensa, que pasó por distintas etapas en su vida artística y ha relatado que cuando presentó por primera vez su obra en la Bienal de San Pablo en 1971 fue catalogada como "una artista marginal".

   La obra, en concreto, constaba de una serie de muebles con los que hacía arte jugando con sus formas y pintando sobre ellos, y que han conseguido reunir para esta exposición.

   "Todo era blanco y conceptual, y de repente aparecieron mis muebles. No lo entendieron. Me decían que eso no eran pinturas, si no esculturas, y yo les decía que sí eran pinturas. Pero que vengo de un país subdesarrollado y hago arte para una subcultura", ha expresado.

   En este contexto, ha relatado como en aquel momento sentía que todos sus cuadros tenían que tener un soporte diferente y empezó a notar "que los propios materiales le dictaban que obras tenía que hacer". "De esa forma estaba haciendo como una especie de inventario de curiosidades", ha añadido.

   En cuanto al estilo pop de sus pinturas, González ha señalado que a pesar de que su obra tiene ese aspecto, ella nunca se ha incluido en el género debido a que sus inicios "no fueron pop". "Nunca he aceptado que mi arte sea pop porque cuando empecé a hacer esto yo ni siquiera conocía a Andy Warholl, que el resultado sea pop es otra cosa", ha remachado.

   Asimismo, la retropsectiva ofrece la etapa más irónica y quizás humorística de la artista en la que estuvo trabajando con el tema del poder y la corrupción a través del presidente colombiano Julio César Turbay, hasta que en el 85 tuvo lugar el incendio del Palacio de la Justicia. "Ya no pude reír más", ha lamentado.

   "Ese choque me hizo cambiar. Cambié el color, volví al óleo sobre lienzo y empecé a contemplar la desolación de un paisaje que estaba sufriendo por la guerra", ha expresado para matizar que "esos años de tragedias" le han "conmovido" y que por ello trabaja el dolor y no la anécdota.

UN CEMENTERIO CONVERTIDO EN ARTE

   En este sentido, afirma que en la actualidad "le pesa más el dolor" y ha mencionado su obra 'Auras Anónimas', de la que hay una fotografía a la entrada del Palacio que acoge la muestra.

   Esta obra consiste en una intervención que la artista realizó en el año 2009 en los cuatro columbarios del Cementerio Central de Bogotá que en los años cuarenta sirvieron de fosa común para los muertos del 9 de abril de 1948 y que fueron vaciados posteriormente.

   Así, González se encargó de tapar los huecos de las lápidas con pinturas con el objetivo de que las auras de "todas aquellas víctimas anónimas" no se escapasen nunca, y la ciudadanía de Bogotá tuviese un lugar "donde pode realizar el duelo".

   Una acción que guarda relación con la obra de la citada artista Salcedo (de la que es amiga) 'Palimpsesto', expuesta en este momento en el Palacio de Cristal del Retiro y que tiene el objetivo de honrar la memoria de aquellas personas que mueren a diario en el Mar Mediterráneo al huir de su país.

   González ha expuesto en museos de todo el mundo, desde la Tate Modern de Londres hasta el Moma de Nueva York, pasando por el Museu de Arte Moderna de Río de Janeiro o el Museo de arte Moderno de Medellín; además de haber participado en la reciente edición de la Documenta 14, (2017)