El Rey ante Sergio Ramírez: "En estas horas difíciles, toda España lleva a Nicaragua en su corazón"

Discurso del Rey Felipe VI en la entrega del Premio Cervantes al escritor Sergio
POOL
Publicado 23/04/2018 14:45:49CET

   El monarca resalta que Sergio Ramírez "ha sabido navegar en aguas turbulentas y entender el poder como un accidente"

   ALCALÁ DE HENARES, 23 Abr. ( EUROPA PRESS) -

   El Rey ha querido recordar la situación que vive Nicaragua, durante su discurso por el acto de entrega del Premio Cervantes 2017 este lunes 23 de abril a Sergio Ramírez. "En estas horas difíciles, toda España lleva a Nicaragua en su corazón", ha dicho al comienzo de su alocución en referencia a la patria del galardonado.

   Sobre el escritor laureado, el monarca ha subrayado que Ramírez "ha sabido navegar en aguas turbulentas y entender el poder como un accidente". "Centroamericano convencido de las posibilidades y la riqueza de una región tan intensa y querida, ha sabido navegar en aguas turbulentas y entender el poder como un accidente del que le salvó la literatura", ha señalado en su discurso en el Paraninfo de Alcalá de Henares el monarca al hablar de Ramírez, quien fue vicepresidente del Gobierno nicaragüense.

ENCRUCIJADA ENTRE LA POLÍTICA Y LA LITERATURA

   Así, Felipe VI, ha recordado tanto la faceta de escritor del premiado como su pasado relacionado con la política. "La vida ha puesto a nuestro autor muchas veces en la encrucijada: o asumir un compromiso político activo o dedicarse a la literatura", ha señalado Felipe VI, quien ha insistido en que "los testigos más cercanos" de esta bifurcación ha sido la propia familia del autor. "Y cómo no, la inseparable compañera, Gertrudis Guerrero, conocida cariñosamente como 'Tulita', que desde muy joven ha sido su cómplice, compañera crítica y colaboradora activa en la vida y en una carrera política y literaria no exenta de riesgos y de renuncias", ha señalado.

   Para el monarca, la historia "podría haber sido diferente" y, ciertamente "ese fue su temor", cuando vio cómo las tareas como vicepresidente de su país a mediados de los ochenta, y "bajo el embate de un conflicto cruento, comprometían su tiempo completo y sus energías".

   "Pero en lugar de resignarse, el escritor decidió robarle tiempo a la madrugada y escribir al menos dos horas cada día antes de volver a vestir la camisa de líder político. Fue en ese tiempo de sacrificios cuando engendró su novela más querida: 'Castigo divino'", ha señalado el Rey.

GRAN NOVELA CENTROAMERICANA

   En su faceta literaria, el monarca ha apuntado que el autor "ha seguido escribiendo la gran novela centroamericana" a lo largo de toda su carrera y, como heredero del 'boom' latinoamericano, "se ha entregado por igual al compromiso con la lengua y la ciudadanía". "De ese modo, en tiempos en que su país lo precisó, dejó las letras para abrazar una causa con la que estuve altamente comprometido", ha indicado.

   Felipe VI ha insistido en que la literatura de Ramírez "se empapa de toda su patria", puesto que este "hombre reposada se ha dado en cuerpo y alma a la tarea de dejar una obra literaria ingente para su país y para todos". "La mirada de Sergio Ramírez refleja preocupaciones universales y concretas", ha aseverado.

   "Los que lo conocen de cerca dicen de él que es un hombre reposado de actividad vertiginosa. Le saludamos hoy como gran cronista y narrador en un país donde según el dicho popular, se sospecha que 'todo el mundo es poeta o hijo de poeta", ha apuntado el Rey, tras hablar de "un embajador de una lengua de todos, enriquecida con la enorme herencia de las culturas indígenas y de las culturas afrodescendientes", ha indicado.

   Por último, el monarca, al hablar de la "tradición" en la literatura americana de la que Ramírez es uno de sus representantes, ha dedicado unas palabras para Sergio Pitol, autor recientemente fallecido. "Sirva de homenaje a su familia, amigos y su México querida", ha concluido.