Toro-Toro (Bolivia), el parque jurásico iberoamericano

Toro-Toro: El parque jurásico de Iberoamérica
NOTIMÉRICA
    
Actualizado 17/04/2018 8:04:27 CET

   LA PAZ, 17 Abr. (Notimérica) -

   Iberoamérica esconde un sinnúmero de bellas y hermosas reservas naturales. Un área ecológica singular en esta región es el Parque Nacional Toro-Toro, ubicado en la provincia de Chacras, en el departamento de Potosí, suroeste de Bolivia.

   El Parque Nacional Toro-Torro es famoso por ser considerado como 'el parque jurásico iberoamericano' gracias a la cantidad de vestigios encontrados en el lugar que pertenecen a la era Cretácea.

   Toro-Toro fue un mar andino hace más de 60 millones de años. Aquí habitaron gran cantidad de especies cuyos fósiles son memoria de la evolución de la 'Pachamama'. Además, en el sector se pueden encontrar vestigios de la civilización inca.

foto1

   Esta zona se caracteriza por sus amplias montañas, diversos cañones, difíciles senderos, vestigios incas y principalmente por las pisadas de dinosaurios. Todo esto hace que Toro-Toro sea uno de los principales atractivos turísticos de Bolivia.

   Según la forma de las pisadas que se han encontrado en esta zona, se estima que habitaron tres especies de dinosaurios: el coelosaurio (carnívoro), el saurópodo (herbívoro) y el anquilosaurio (herbívoro). Una de las zonas más significativas donde se encuentran huellas está situada a 200 metros del pueblo, en las laderas del cerro Wayllas, junto al río Torotoro.

foto2

   Se han podido encontrar y registrar alrededor de 2.500 huellas de dinosaurios en esta zona, lo que convierte a Toro-toro en uno de los yacimientos fosilíferos más importantes de Iberoamérica.

   Recientemente esta ciudad cobro notoriedad porque adoptó al dinosaurio como imagen turística. Dicho reptil se puede observar en las fachadas de decenas de casas y en el municipio.

CAVERNAS IMPORTANTES

   Estas cavidades forman parte de los principales atractivos de Toro-Toro, entre las más importantes tenemos:

   Umajalanta.- Está situada a 8 Km del pueblo, es la caverna más grande del país y tiene una longitud de 7 kilómetros. Visitar esta caverna puede convertirse en una experiencia única para los amantes de la adrenalina. Para la excursión se necesita de una adecuada indumentaria, una carpa, linterna y cuerdas. En su interior podemos encontrar estalagmitas y estalactitas con diversas formas, además de lagos con peces ciegos, convirtiendo este visita en una verdadera aventura.

   Chiflón.- Esta caverna es ideal para quienes disfrutan de la aventura y el vértigo. A diferencia de Umajalanta, esta caverna tiene un ingreso más complicado pues se deben atravesar ríos y laderas empinadas. Una vez dentro de esta gruta, se observan estalactitas y estalagmitas con fascinantes formas.

   OTROS ATRACTIVOS

   La Cascada.- Denominado 'El Vergel', es un cañadón con más de 100 metros de profundidad ubicada a 3 kilómetros de Toro-Toro. La cascada se formó hace millones de años por la acción erosiva del suelo. Descendiendo por uno de los lados del cañadón se puede observar 'El Vergel', denominación con la que se la conoce debido a la forma enigmática de las rocas recubiertas de musgos y líquenes. El lugar muestra fosas naturales de agua cristalina en la que los turistas suelen bañarse.

Casa de Piedra.- Se la conoce también como Pachamama Wasi y es un museo en el que se exhiben esculturas realizadas con piedras de la zona.

   Ruinas de Llama Chaqui.- Antiguas construcciones que pertenecieron a los incas asentados en esta zona andina. Las Ruinas están clasificadas en pucarás (fortalezas) y collcas (silos para el acopio de maíz que producían los incas).

   Huellas de Dinosaurio.- Lo que más atrae de esta Reserva Natural, sin duda alguna, son las huellas petrificadas de dinosaurios, rastros de animales gigantescos que habitaron en este sector hace millones de años.

   Pinturas Rupestres.- Se encuentran en los márgenes del río Toro-Toro y revelan la presencia de culturas correspondientes al período pre formativo de América. Según estudiosos de la zona, las pinturas fueron un medio de comunicación empleado por las sociedades nómadas de la prehistoria.

   Cañón Garrapatal.- Alcanza los 400 metros de profundidad y cuenta con excasa vegetación.

foto3

foto4

Contador