¿Cómo tuvo Quino la idea de dibujar Mafalda?

Quino, autor de Mafalda en la ceremonia del Príncipe de Asturias 2014
REUTERS
  
Actualizado 15/03/2017 8:15:26 CET

   BUENOS AIRES, 15 Mar. (Notimérica) -

   El dibujante argentino Quino ha explicado en más de una ocasión cómo nació la niña que le haría conocido por todo el mundo. "Mafalda fue hecha a pedido. Me pidieron que creara un personaje para una campaña de publicidad de electrodomésticos. Se trataba de armar una publicidad encubierta para que el personaje apareciera siempre en el diario. La temática anti-capitalista posterior de Mafalda fue como una forma de hacerse perdonar por esos inicios tan capitalistas", ha señalado su creador.

   Las condiciones de la empresa que le contrató era que todos los personajes que dibujara empezaran con la letra "M". En marzo de 1962, Quino comienza a hacer bocetos sobre una idea que tiene y empieza a dibujar varias tiras cómicas protagonizadas por una familia de clase media con dos hijos, un niño y una niña. Familia que posteriormente se transformaría en lo que hoy conocemos como Mafalda.

   En septiembre de 1964 "debutó" oficialmente "Mafalda" en la revista 'Primera Plana' de Buenos Aires. Sin quererlo ni beberlo esta pequeña niña intelectual y 'antisopas' se transformaría en un símbolo de lucha social traducida a más de 26 idiomas. Ni siquiera su creador se hubiera imaginado en el mejor de los casos la repercusión que ha tenido. Quino declara que le gusta pensar en Mafalda como un mito contemporáneo, un mito que confiere significación a la existencia social y que proporciona a su público un papel activo a quien lo lee.

Mafalda y las incongruencias

   En cada lugar del mundo los lectores hicieron suya la historieta de un modo diferente. En Italia, Umberto Eco la asoció con las generaciones contestatarias y en España fue símbolo de la lucha por la apertura cultural. Por tanto, al fin y al cabo, Mafalda dejó de ser suya para ser de todo el mundo.

   A pesar del éxito y la fama internacional de Mafalda, nueve años después de la primera aparición, Quino decide no dibujarla más, pues ya no siente la necesidad de utilizar la estructura expresiva de las tiras de secuencia.

   No obstante, el interés del público se ha mantenido firme e inalterable. Sus libros continúan reimprimiéndose día tras día dando lecciones allí donde vaya.

Mafalda y el futuro

   Además, esta niña cumple otra función benéfica que antes no tenía, ya que acompaña diversas campañas sociales con UNICEF, la Cruz Roja Española o el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Argentina. Así, las campañas protagonizadas por ella tienen más alcance y repercusión en un público de gente mucho mayor. Mientras tanto, el público la sigue disfrutando porque aunque nosotros no somos inmortales, Mafalda ya lo es.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies