El brasileño Marcelinho Paraíba, prófugo tras una orden de detención

El brasileño Marcelinho Paraíba
REUTERS
Actualizado 24/05/2018 8:24:01 CET

   PARAÍBA (BRASIL), 23 May. (DPA/EP) 

   Marcelinho Paraíba, ex jugador de la selección brasileña de fútbol, se encuentra prófugo desde el pasado viernes, después de que la Justicia del país sudamericano expidiese una orden de detención en su contra, según informan hoy varios medios locales.

   Marcelinho, de 43 años y todavía futbolista profesional, se encuentra desde hace varios años en un litigio judicial con la madre de su hijo de nueve años, por presuntos atrasos en los pagos de su pensión alimentaria.

   El 18 de mayo, un juez de la región determinó que el centrocampista debía pasar 30 días en una prisión de Paraíba, el estado del noreste brasileño en el que vive, por considerar que efectivamente existía un retraso en los pagos.

   Desde entonces, nadie conoce el paradero del futbolista. El Treze, club de la Serie D de Brasil en el que Marcelinho se desempeña, confirmó al sitio "UOL" que no sabe nada de su situación y que no se presentó a los últimos entrenamientos. Afonso Vilar, su abogado, declaró lo mismo.

   "La última vez que hablé con él fue el viernes, cuando le conté que habían expedido el mandato de prisión. Le dije que había dos formas de resolverlo: o pagar el valor o estarse quieto hasta que la situación se defina; creo que eligió esa alternativa", manifestó el letrado.

   "Yo ya envié un recurso contra la decisión del juez, porque entiendo que la deuda que él tiene se puede pagar en cuotas y el plazo aún no venció", completó.

   Marcelinho Paraíba jugó seis partidos con la selección brasileña en 2001. Durante su carrera, actuó en varios equipos grandes de Brasil, como Sao Paulo, Flamengo y Gremio, y en otros tantos del extranjero.

   De 2001 a 2006, el brasileño integró el equipo de Hertha de Berlín y se convirtió en uno de los grandes referentes del club alemán, con 70 goles convertidos y dos títulos en la ya extinta Copa de la Liga. A lo largo de su trayectoria, Marcelinho siempre fue conocido por sus extravagantes cortes de cabello y su comportamiento inconveniente fuera de las canchas.