¿Por qué ha ganado la candidatura de Estados Unidos, México y Canadá a la de Marruecos para el Mundial 2026?

 Metlife Stadium
WIKIPEDIA
Actualizado 14/06/2018 8:28:08 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 13 Jun. (Notimérica) 

   El Mundial de fútbol de 2026 será albergado por primera vez por tres países organizadores, Estados Unidos, México y Canadá, candidatura que resultó ganadora ante la de Marruecos durante la votación celebrada en el Congreso de la FIFA celebrado en Moscú.

   Tras la presentación de ambas candidaturas en el Expocentre de Moscú, la propuesta ganadora obtuvo 134 votos, frente a los 65 de Marruecos, por una abstención. Pero, ¿por qué ha ganado la candidatura a tres bandas?

   Son varios los motivos que se han considerado para, finalmente, otorgarle la organización del Mundial 2026 a México, Estados Unidos y Canadá.

   En primer lugar, el impacto económico que supondrá la celebración de este Mundial en el caso vencedor es mayor que la de Marruecos: la candidatura de los tres países promete generar unos ingresos estimados de 11 millones de dólares, muy superiores a la de su rival (5.000), que aspira a ser el segundo país del continente, tras Sudáfrica en 2010, en organizar la Copa del Mundo.

   Por otro lado, el peso político se ha tenido en cuenta. Estados Unidos (más Canadá y México) posee mayor importancia a nivel internacional y político que Marruecos. De hecho, el valor que tiene la celebración es tal que el mismo Donald Trump ha anunciado esta semana que no habrá restricciones para la circulación de personas durante los días de la Copa.

   Asimismo, un informe realizado por la FIFA indica que las condiciones de infraestructura de Marruecos son desfavorables respecto a los tres países norteamericanos. Según han indicado tras el anuncio, se disputará la mayor parte de los partidos en los Estados Unidos, que acogerá 60 encuentros, con una distribución de 10 partidos en México y otros 10 en Canadá.

   La final será en el MetLife Stadium de Nueva Jersey, uno de los mejores de Estados Unidos. Y es que los estadios también han tenido que ver a la hora de la elección, pues Marruecos debería construir por lo menos nueve estadios para la celebración del Mundial, para lo que requeriría una inversión de 16.000 millones de dólares, y los tres americanos apenas 3.000 millones.

   Por último, la organización del Mundial de Sudáfrica de 2010 es demasiado reciente, mientras que en Norteamérica acogió los últimos Mundiales en México (1970 y 1986) y el de Estados Unidos en 1994.