Los hinchas iberoamericanos conquistan Moscú

A supporter of the Colombian national soccer team cheers during a gathering on t
REUTERS / SERGEI KARPUKHIN
Actualizado 16/06/2018 16:38:44 CET

MOSCÚ, 16 jun (Reuters) -

Los hinchas de América Latina están conquistando los corazones de los moscovitas, contagiando a los residentes de la capital rusa con su amor por el fútbol cuando llegan al país para seguir a sus selecciones en la Copa del Mundo.

Una pareja de recién casados llegó el viernes hasta la Plaza Roja para sacarse fotos en el histórico punto turístico de Moscú, pero finalmente en las imágenes se colaron decenas de hinchas de Perú vestidos con las camisetas de su selección.

Perú juega su primer Mundial en casi cuatro décadas, por lo que el viaje a Moscú se convirtió en una especie de obligación para sus hinchas. "Ahora gracias al fútbol nos conocen más", ha declarado Elvis Nima Barrios.

El interés de los rusos en la selección peruana y las costumbres del país crece a medida que los hinchas inundan Moscú. "Es muy emotivo ver a Perú en la Copa del Mundo, estamos en la luna, y es por eso que hay 43.000 peruanos que viajan a Rusia", ha afirmado Paul Castricius.

El viaje desde Perú, ubicado del otro lado del mundo, no es sencillo. "Soy de Lima y el viaje fue una locura, tres días para llegar aquí (...) nunca pensamos que estaríamos aquí, pero lo logramos", ha sostenido Josep Arias.

Uno de los grupos más grandes y definitivamente el más ruidoso es el de los hinchas argentinos, que prácticamente ha copado la calle peatonal que conduce al Kremlin.

Los argentinos, que colgaban banderas y pancartas en los edificios, balanceándose desde los alféizares de las ventanas, sorprendieron a los rusos con el aliento incesante a su selección, que desde el sábado busca poner fin a tres décadas de sequía para volver a levantar la Copa del Mundo.

"El fútbol es así en Argentina, uno va a un bar a ver el partido, a cantar por su equipo, se ofende a los hinchas del otro equipo. Somos así, tenemos mucha pasión por el fútbol", ha afirmado Héctor Pabolo.