Perú, fin a la espera de la mano de su último verdugo y con Guerrero

Perú
WIKIMEDIA
Publicado 11/06/2018 11:48:32CET

   MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La selección de Perú, tras 36 años de ausencia, regresa a un Mundial en busca de un pase a octavos en el Grupo C, que comparte con Francia, Dinamarca y Australia, encomendada a la veteranía de Paolo Guerrero y bajo la dirección del hombre que les privó de estar de México 86, Ricardo Gareca.

   Una generación entera de peruanos no sabe lo que es ver a su país en la Copa del Mundo, desde que pisaran la fase final por última vez en España 1982, sin pasar de la fase de grupos e iniciar entonces el ocaso de una selección que había asombrado a todos, con Teófilo Cubillas y Héctor Chumpitaz como máximos referentes, al conquistar la Copa América de 1975, segunda de su historia tras la de 1939, ante Colombia con un gol del barcelonista Hugo Sotil.

   A pesar de participar en el primer Mundial de la historia, el de 1930, Perú no ha sido asidua a la mayor cita planetaria. De hecho, sólo la ha pisado cuatro veces antes, con los cuartos de Italia 70 como tope histórico y donde les eliminó la Brasil de Pelé, que se proclamaría campeona. Aún así, a Cubillas le dio tiempo para ser el tercer máximo anotador del torneo (5) solo por detrás de Gerd Müller (10) y de Jairzinho (7).

   Después de no pasar de la segunda fase en Argentina 78 ni de la primera en España 82, Perú tuvo una oportunidad única de resarcirse camino de México 86, pero se cruzó Ricardo Gareca en su camino. Los peruanos ganaban 2-1 a Argentina y el resultado les daba el billete para la cita, pero el ahora seleccionador del combinado inca anotó a falta de nueve minutos para empatar e impedirles la gloria.

   El desempate ante Chile confirmó el drama. No le fueron mejor las cosas a Gareca: Carlos Bilardo le dejó finalmente fuera de la cita donde Argentina se convertiría campeona del mundo. Ahora, 32 años después, el de Tapiales espera devolverles lo que les quitó.

   Desde 2015, dirige los designios de Perú, a la que llevó al tercer lugar de la Copa América 2015 y a cuartos de final de la edición Centenario. Sin embargo, la mayor gesta estaba por llegar, pero el camino sería farragoso. Al terminar quinto en las Eliminatorias Sudamericanas, el equipo tuvo que disputar la repesca intercontinental ante Nueva Zelanda; el 0-0 de la ida en Wellington fue neutralizado por los goles de Farfán y Christian Ramos en la vuelta.

   El golpe más duro llegaría en noviembre. La estrella del equipo, Paolo Guerrero, daba positivo en un control antidopaje tras el duelo ante Argentina y entraba dentro de un proceso legal en el que pasó de un año de sanción, que le dejaba sin Mundial, a seis meses, que se lo permitía, a de nuevo, por un recurso de la AMA, a recibir 14 meses y volver a estar fuera de Rusia. Finalmente, la justicia ordinaria suiza le levantó temporalmente la sanción para que pueda liderar el ataque peruano.

   Con él presente en la cita, el grupo se articulará en torno a futbolistas que militan en el continente americano con algunos jugadores en Europa como los centrocampistas Renato Tapia (Feyenoord) y Edison Flores (Aalborg).

   Gareca suele apostar por un 4-3-2-1 con Pedro Gallese bajo palos, el capitán Christian Ramos y Alberto Rodríguez en el centro de la defensa y Aldo Corzo y Miguel Trauco por bandas. En el doble pivote, Tapia y Yoshimar Yotún crearán el juego para que Christian Cueva, Flores y André Carrillo surtan de balones a Guerrero, único delantero en punta, sin olvidar la velocidad de Jefferson Farfán.

PAOLO GUERRERO, JUSTO A TIEMPO

   Con 32 goles en 85 partidos, que le convierten en el máximo goleador histórico de su selección, Paolo Guerrero (Chorrillos, 1984) es el indiscutible líder de Perú, y lo seguirá siendo en Rusia a pesar de unos últimos meses de incertidumbre.

   Tras curtirse en el Bayern de Múnich (2004-06) y en el Hamburgo (2006-2012), el ariete tomó rumbo a Brasil y desde 2015 es la referencia del Flamengo. Apurando sus últimos pasos en el mundo del balompié, Guerrero tendrá en Rusia su primera y última oportunidad de reivindicarse en un Mundial.

   Camino de la cita, contribuyó con cinco tantos -los mismos que Flores- y fue el hombre más utilizado por Gareca, en 18 ocasiones. Su 'resultado adverso' después del encuentro ante Argentina estuvo a punto de dejarle sin la Copa del Mundo y ahora su desequilibrio, su potencia y su liderazgo harán de Perú un equipo sin complejos en Rusia.

RICARDO GARECA, EL VILLANO CONVERTIDO EN HÉROE

   Cuando hace más de tres décadas dejaba a Perú sin Mundial, Ricardo Gareca (Tapiales, 1958) no imaginaba que acabaría siendo el hombre que le devolvería la gloria. Tras los buenos resultados en las dos últimas Copas América, el argentino se impuso Rusia como objetivo.

   Desde su llegada en 2015, Gareca, que ha pasado por numerosos banquillos en su país y que antes de tomar las riendas de los 'incas' entrenó al Palmeiras, ha dotado al grupo de garra, le ha forjado en el esfuerzo de la recuperación y le ha imbuido del espíritu del contragolpe, todo ello sin grandes nombres.

FICHA TÉCNICA.

   -Participaciones en Mundiales: Cinco (1930, 1970, 1978, 1982 y 2018).

   -Títulos: Ninguno.

   -Mejor resultado: Cuartos de final (1970).

   -Palmarés: Dos Copas América (1939 y 1975).

   -Cómo se clasificó: Repesca intercontinental ante Nueva Zelanda.

   -Calendario primera fase:

   16/06 18.00 SaranskPerú - Dinamarca.

   21/06 17.00 EkaterimburgoFrancia - Perú.

   26/06 16.00 Sochi Australia - Perú.

Contador