Romario muestra su candidatura "legítima" a presidir de la Confederación Brasileña de Fútbol

Romario
UESLEI MARCELINO / REUTERS
Publicado 20/12/2017 10:39:21CET

   RIO DE JANEIRO, 20 Dic. (Reuters/EP/Notimérica) -

   El exfutbolista Romario de Souza aspira a convertirse en el nuevo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) después de haber trabajado "enérgicamente" para acabar con los escándalos de corrupción en la organización y días después de la suspensión de su actual presidente, Marco Polo del Nero, durante 90 días por la FIFA.

   "Nadie ha peleado tan enérgicamente contra esa banda como yo, así que soy un candidato legítimo", se refirió Romario a los anteriores presidentes de la CBF. "Tengo las cualidades para este trabajo. Mis credenciales son toda mi contribución al fútbol, tanto dentro como fuera del campo", añadió en su cuenta personal de Instagram.

   La decisión del exjugador brasileño, campeón del mundo con la 'canarinha' en 1994, se produce cuatro días después de la sanción de la FIFA al presidente de la Confederación, Marco Polo del Nero, durante 90 días por una conducta poco ética. Además, sus predecesores Ricardo Teixeira y José Maria Marin también están siendo investigados en el mayor escándalo de corrupción en la historia del fútbol.

   El exdelantero de FC Barcelona y Valencia, entre otros, responsabilizó a su compatriota y expresidente de la FIFA Joao Havelange, quien falleció el año pasado, por permitir la llegada de un "sistema" de sobornos para el fútbol brasileño.

   La presencia de Romario en la política de Río de Janeiro ha sido evidente en los últimos años como diputado y en la actualidad como senador de la ciudad brasileña. El exdelantero tampoco descartó presentarse como gobernador para mejorar una situación financiera en quiebra.