Simeone: "Muchos partidos se juegan con el corazón y éste es uno de ellos"

El entrenador del Club Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone
ATLÉTICO DE MADRID
Publicado 02/05/2018 21:08:52CET

   MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, señaló los peligros del Arsenal, ya sufridos la pasada semana con Ozil a la cabeza, y recordó la "ilusión y pasión" que deben ofrecer y mamar en el Wanda Metropolitano este jueves, un partido de los que se juegan "con el corazón" en busca de la final de la Liga Europa.

   "Yo siempre me ilusiono con lo mejor cuando empiezan las temporadas, y buscar llegar lo más lejos posible en lo que nos toque jugar. Parece que queda poco pero queda mucho, hay mucho en juego", indicó en la rueda de prensa previa a la vuelta de semifinales.

   El técnico argentino no se paró en valorar la importancia individual del futuro en la competición, de cara a nombres como Griezmann u Oblak, reclamados por media Europa. "Lo que pienso es lo que necesita el equipo para que mañana podamos hacer un partido importante. Ya dije que necesitamos un estadio que explote, que esté con ilusión, energía positiva y transmita pasión, porque eso somos nosotros", apuntó.

   "Todos los que se quieran subir a lo que vendrá, bienvenidos serán", añadió, antes de referirse al planteamiento del partido tras el 1-1 de la ida. "Todo lo que podamos decir sirve para la crónica, pero cuenta lo que se vea en el campo. En las copas últimamente ningún resultado te da ningún tipo de tranquilidad. En la etapa final, crece mucho la capacidad para manejar las situaciones, jugar en equipo", afirmó.

   El técnico rojiblanco utilizó el regreso de Filipe Luis tras lesión para definir el partido ante el Arsenal. "Está claro que lleva dos meses parado. No está para jugar 90 minutos, pero entramos en un tramo importante, donde los futbolistas importantes como Filipe han hecho un esfuerzo tremendo para estar a disposición. Estoy seguro que si le llamo responderá, porque muchos partidos se juegan con el corazón, aparte de la cabeza y las piernas, y éste es uno de ellos", explicó.

   El 'Cholo' no se paró en la despedida de Arsene Wenger, de 22 años como técnico 'gunner', "con todos los respetos", centrado en lo suyo. El argentino sí valoró los peligros de los ingleses, destacando especialmente a Ozil. "Es un equipo con grandes futbolistas, gran entrenador. Muchos jugadores entre líneas, mucha velocidad en los últimos metros", afirmó.

   "Son un equipo muy directo. Ozil es el jugador más peligroso que tienen, por su creatividad y visión de juego", añadió, al tiempo que volvió a lamentar su ausencia por sanción en el banquillo. "Lo viviré mal, estoy triste por ello. Tendré que mejorar como dije y mejor me callo. Fui futbolista, me tocó jugar semifinales, y la importancia de los futbolistas anula cualquier otra situación. Está Germán ('Mono' Burgos) y está capacitado para llevar al equipo, tiene la misma pasión e ilusión que yo. Nos conocemos de memoria", finalizó.