Tabárez: "Estamos en el lugar que queríamos"

Óscar Washington Tabárez
SERGIO MORAES / REUTERS - Archivo
Actualizado 02/07/2018 11:44:26 CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) 

El entrenador de la selección uruguaya, Óscar Tabárez, ha señalado que están donde querían, pero no "donde pensaba la mayoría", y que la fortaleza de su equipo es la "defensa colectiva" dejando el lema "levantar o morir" y asegurando que deben ser "humildes", después de vencer (2-1) en los octavos de final del Mundial de Rusia a Portugal.

"Estamos en el lugar que queríamos, pero no en el que pensaba la mayoría. Tenemos que ser humildes. No es fácil llegar a cuartos de final. El capitán les estaba haciendo su arenga cuando iban a salir y les decía hoy jugamos por el padre, la madre, el hermano, el amigo, así que salgamos a ganar. Es algo que tenemos. Los jugadores deben traer al vestuario el cansancio y la victoria. El cansancio de haberlo dejado todo ahí fuera. Levantar o morir", declaró en la rueda de prensa tras el partido que les citó con Francia en cuartos.

Uruguay ha estado recibiendo críticas por su juego defensivo, algo que no preocupa al 'Maestro' Tabárez. "Lo que hemos tenido del Mundial de Sudáfrica es que allí jugamos sin posesión siete partidos y salimos cuartos, ganamos el grupo y tuvimos al mejor jugador del torneo. Se hace una relación equívoca entre la relación de la posesión y las ocasiones. Hay que ser firme en defensa y tener grandes capacidades individuales, y aunque se tenga menos la pelota a un rival se le puede lastimar de otra manera", explicó.

Además, en su análisis del partido, el técnico 'charrúa' reconoció el esfuerzo de sus jugadores como parte vital de la victoria. "La nota distintiva fue la entrega incondicional de todos los jugadores que estuvieron en el campo. Es parte de nuestro fútbol. El rival tuvo más posesión, lo que nos faltó es manejar un poco más después de ese esfuerzo defensivo. El partido estaba controlado. Pero el error siempre está en un partido y por suerte el equipo siguió fuerte mentalmente", señaló.

Ante la lesión de Cavani en la segunda mitad, el entrenador celeste no dio ninguna pista sobre su estado, asegurando que no ha "hablado con el médico". "Cavani salió lesionado. No hablé con el médico. Los partidos son cada cinco días, no es mucho para una recuperación después de hoy veremos el diagnostico. No tenemos ninguna certeza de la dimensión de su problema", indicó.

En cuanto a su siguiente rival, se verán las caras con al selección francesa el próximo viernes (16.00/Telecinco), afirmó que su delantera es su "punto fuerte". "Vi el partido vistiéndome y tuve que irme a dar la charla a mi equipo. El punto fuerte de Francia son sus atacantes con Griezmann y Mbappé, son excepcionales y tratarán de aprovechar esas diagonales largas que hacen. Es un equipo difícil. No vamos con ninguna cosa presupuesta", explicó.

También se refirió a Cristiano como la "principal amenaza" lusa que consiguieron "neutralizar". "Cristiano Ronaldo es un líder en la selección de Portugal y toma la incitativa. Es un jugador excepcional. Hoy es una de las cosas que teníamos que marcar. Lo demás son sensaciones y hay que concentrarse en que no tenga éxito en lo que intenta. Ahora nos tocará con los atacantes franceses. Si nos rendimos ante la capacidad que viene, para qué jugamos, lo bonito es jugar con la motivación de poder ganar a los mejores", añadió.

Por último, analizó el partido de Lucas Torreira, uno de los grandes nombres de este cruce que jugaba su primer partido como titular en este Mundial de Rusia 2018. "En la selección cuando aparece un jugador nuevo en la convocatoria toda la atención van a ese futbolista. Le dimos el tiempo suficiente. La reacción fue rápida. Es un jugador muy rápido con vocación defensiva, lucha mucho y creo que nosotros necesitábamos un escalón entre los centrocampistas que estaban jugando y la defensa. Es un sueño cumplido para él", finalizó.