Activistas mexicanos piden a UE que no firme el acuerdo comercial con México si no acaba la crisis de DDHH e impunidad

Protesta por periodistas asesinados en México
REUTERS / MARCOS BRINDICCI
Publicado 22/11/2017 12:39:35CET

   La Izquierda y los Verdes no apoyarán un acuerdo comercial con México que no incluya una cláusula democrática vinculante

   BRUSELAS, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Varias organizaciones defensoras de los Derechos Humanos en México han instado a la Unión Europea a no firmar el nuevo acuerdo comercial que la UE y México están negociando hasta que el Gobierno de Enrique Peña Nieto no ataje la crisis de Derechos Humanos y de impunidad instalada en el país norteamericano.

   "Si el Gobierno de México no tiene la voluntad de realmente superar esta crisis de Derechos Humanos y de impunidad no se debería de firmar un tratado de ese tipo", ha reclamado en rueda de prensa en la Eurocámara la responsable de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Olga Guzmán.

   Guzmán ha denunciado que "miles de personas" atraviesan "una grave crisis de inseguridad y violencia" en México, donde hay "más de 30.000 personas desaparecidas" y "más de 310.000 personas desplazadas de manera forzada" por la violencia, cifra "modesta" que el Gobierno de Peña Nieto "no ha querido reconocer": Una crisis que ha recordado vive el país desde que en 2006 el Gobierno impulsó una política de "seguridad militarizada" para combatir el narcotráfico.

   "No hay ninguna voluntad política para investigar y sancionar estos crímenes", ha lamentado la defensora de los Derechos Humanos, que ha denunciado que "sólo el 1 por ciento de estos delitos se sancionan" y ha acusado al Gobierno de "indolencia" para prevenir y combatir estos crímenes, entre ellos, la desaparición forzosa de los 43 estudiantes en Iguala, en el Estado de Guerrero,

   "Defensores de Derechos Humanos y periodistas no pueden ejercer su derecho a defender libremente los Derechos Humanos y su derecho a la libertad de expresión", ha alertado.

   Guzmán ha insistido en que "en México hay dos caras", "la del Gobierno, la del turismo" y "la otra cara es la cara de las víctimas" en un país "donde para investigar se tortura de manera sistemática", tanto por parte de las fuerzas militares como civiles y ha insistido en "la falta de credibilidad de las instituciones que procuran y administran justicia".

   En este contexto, ha instado a la Unión Europea a utilizar la "gran oportunidad" que representa la negociación del acuerdo comercial con México "a través de una cláusula democrática" y un instrumento "vinculante" para ejercer "presión y pedirle a México que en tanto no mejore y no muestre realmente voluntad para superarla no se firmaría un tratado de ese tipo".

MECANISMO INTERNACIONAL CONTRA LA IMPUNIDAD

   Guzmán ha insistido en la necesidad de crear un "mecanismo internacional contra la impunidad" para que expertos internacionales e imparciales ayuden a investigar los crímenes en México, que llevan reclamando desde hace años y que el Gobierno mexicano rechaza porque "no quiere más escrutinio internacional".

   Dulcina Parra, periodista y miembro de 'Las Buscadoras', grupo de la sociedad civil creado hace tres años en Sinaloa para que familiares pudieran buscar a sus hijos desaparecidos y que ya conseguido localizar 114 cuerpos, ha denunciado que "no hay ninguna investigación" sobre los 33.200 desaparecidos "a día de hoy" y ha denunciado que en el 90 por ciento de los casos "participa un elemento de la policía municipal" y no hay "confianza en la PGR".

   "Se violenta el Estado de Derecho", ha criticado, motivo por el cual ha pedido que "se cumpla" la Ley sobre Desaparición Forzada que se acaba de promulgar en el país y entrará en vigor a principios de año, que tipifica como delito "la desaparición forzada policíaca" y contempla la creación de una Fiscalía especializada para estos delitos.

   "No hay confianza por el clima de impunidad que se vive y por la corrupción, el Gobierno, el crimen organizado. No hay confianza en nuestras instancias judiciales", ha incidido Parra, que ha instado a la UE "ejercer una presión para evitar que estas personas en vez de ser criminalizadas que sean acogidas como víctimas y que se les respeten sus derechos humanos" y "se les proteja".

APOYO DE ERC Y PODEMOS

   Ambas han estado arropadas por los eurodiputados de Podemos y ERC, Estefanía Torres y Josep-Maria Terricabras, que han exigido que el acuerdo entre la UE y México incluya una cláusula de protección de los Derechos Humanos vinculante y no anteponga los intereses de las multinacionales frente a la población.

   "Solo vamos a defender los tratados comerciales que tengan en cuenta cláusulas vinculantes que tengan en cuenta cláusulas vinculantes e protección a los derechos Humanos", ha señalado Torres, que ha avisado de que el acuerdo comercial con México no puede ser "otro traje a medida de las multinacionales".

   "Tenemos que impedirlo en tanto en cuanto no existan cláusulas vinculantes", ha remachado, tras denunciar que la cláusula de protección de los Derechos Humanos en el acuerdo actual, en vigor desde el 2000, "se quedó en papel mojado porque la Unión Europea siempre eludió la situación sangrante que vive México respecto a los Derechos Humanos".

   Terricabras también ha dejado claro que su grupo en la Eurocámara de los Verdes tampoco apoyará "en absoluto" la renovación del acuerdo si no se garantizar una cláusula de Derechos Humanos que contribuya a "mejorar" la vida de la población. "Porque no basta con que algunos ganen dinero", ha justificado.

   También ha lamentado que la cláusula de Derechos Humanos del acuerdo en vigor "no se ha cumplido" y ha avisado de que necesita "tanto un organismo que vele para la evaluación y denuncia cuando no se cumpla y un mecanismo que permita a la sociedad civil denunciar las violaciones de Derechos Humanos".