Argentina anuncia un aumento promedio del 32 por ciento en el coste de las tarifas de gas

Gas
PIXABAY
Publicado 28/03/2018 22:57:47CET

   BUENOS AIRES, 28 Mar. (Notimérica) -

   A partir del próximo mes de abril, las tarifas de gas en Argentina sufrirán un aumento promedio en sus costes del 32 por ciento. Incremento que podrá ser incluso de hasta el 40 por ciento para aquellos consumos más bajos.

   Ha sido el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien se ha encargado de ofrecer los detalles de las nuevas tarifas mediante una rueda de prensa.

   Estos nuevos aumentos que se producirán en las tarifas de los argentinos se suman a los que ya tuvieron lugar en diciembre del año pasado y que rondaron el 45 por ciento. De esta forma, el segmento de consumidores con consumos muy bajos habrá sufrido un aumento del 100 por ciento en su tarifa en tan solo unos meses.

   Según informan desde el diario 'Clarín', las tablas de precios sufrirán estos cambios. Los clientes de las categorías R1 y R2, pasarán a pagar 440 pesos en lugar de los 314 que pagaban hasta ahora.

   Para las tarifas intermedias, R3, el precio pasará de los 958 pesos actuales a 1.269. Mientras, la categoría más alta pasará a pagar 2.805 pesos desde los 2.195 actuales.

   Durante la conferencia de prensa, el ministro de Energía aclaró que, a partir de ahora, de producirse algún incremento en la factura este será por la inflación. El próximo ajuste se espera en el mes de octubre.

   El ministro responsabilizó de estos incrementos en las facturas al 'kirchnerismo' y sostuvo que, de 2003 a 2015, el Estado estuvo subsidiando el consumo de gas en Argentina por un total de 24.000 millones de dólares.

   El actual Gobierno de Mauricio Macri tiene como objetivo eliminar los subsidios al gas y a la luz antes del próximo año 2019. En la actualidad esto ya se ha conseguido en gran parte pues, cuando Macri asumió la presidencia, el porcentaje de asistencia estatal era del 85 por ciento y ahora se encuentra en el 30 por ciento.

   Por su parte, la Patagonia y otras zonas del sur especialmente frías seguirán manteniendo sus privilegios hasta el año 2023, según está estipulado.