Estados Unidos fija los aranceles finales de los subsidios al biodiésel de Argentina

Contador
Surtidor de biodiesel
CEDIDA
Actualizado 09/11/2017 23:34:11 CET

   WASHINGTON, 9 nov (Reuters/Notimérica) -

El Departamento de Comercio de Estados Unidos fijó el jueves elevados aranceles finales a las importaciones de biodiésel de Argentina e Indonesia, debido a que consideró que su producción está subsidiada, una decisión que fue rechazada por los exportadores del país austral.

El arancel para el combustible argentino será de entre 71,45 por ciento y 72,28 por ciento, mientras que para el biodiésel de palma de Indonesia estará entre 34,45 y 64,73 por ciento, dijo en un comunicado el Consejo Nacional del Biodiésel (NBB) de Estados Unidos, que representa a la industria local.

En agosto, el departamento había fijado aranceles preliminares para compensar los subsidios de un 50,29 por ciento a un 64,17 por ciento para el biodiésel de Argentina, que es elaborado en base a aceite de soja.

"Apreciamos que se esté trabajando sobre estos subsidios injustos, así podemos resolver este obstáculo particular para el crecimiento sostenido de la industria doméstica", dijo el jefe de operaciones de la NBB, Doug Whitehead, en el comunicado.

Argentina argumenta que los aranceles diferenciales que cobra por un lado a las exportaciones del aceite de soja y por otro al biodiésel -más bajo que el del aceite- no pueden ser considerados subsidios.

El presidente argentino, Mauricio Macri, adelantó a Reuters que llevaría la disputa a la Organización Mundial de Comercio, donde el país austral ya obtuvo un fallo favorable en una disputa similar con la Unión Europea, que debió rever los aranceles.

La confirmación de los aranceles es un duro golpe para los productores de biodiésel en Argentina ya que, hasta que Estados Unidos estableció las tasas preliminares, cerca del 90 por ciento de sus exportaciones iban al país norteamericano.

De acuerdo con datos del Departamento de Comercio estadounidense, Argentina exportó biodiésel a Estados Unidos por un total de casi de 1.200 millones de dólares en 2016.

"Esta decisión desmesurada, adoptada arbitrariamente y sin sustento técnico ni comercial, confirma el cierre del mercado norteamericano para los envíos de biodiésel argentino", dijo en un comunicado el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Luis Zubizarreta.

La decisión se conoce dos días después de que Macri dijo a Reuters en Nueva York que era optimista de que se podría alcanzar un acuerdo con el sector privado estadounidense para desactivar las trabas comerciales.

Argentina también rechaza otra acusación de las empresas estadounidenses de que su biodiésel se vende a precios demasiado bajos, motivo por el cual el Gobierno de Estados Unidos impuso tasas antidumping preliminares a fines de octubre.

El martes un analista de Carbio -que agrupa a empresas como Bunge o Cargill- dijo que Argentina exportaría al menos 500.000 toneladas de biodiésel a la Unión Europea en el 2018, luego de que el bloque redujo un elevado arancel que aplicaba al biocombustible del país sudamericano tras perder su caso en la OMC.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies