El FMI destaca que el programa de ayuda a Argentina "protege el gasto social"

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
JACKY NAEGELEN / REUTERS - Archivo
Publicado 08/06/2018 19:51:36CET

   MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El plan de ayuda de 50.000 millones de dólares (42.454 millones de euros) del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Argentina "protege el gasto social" y a los "sectores más vulnerables de la población", según ha defendido este viernes el director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.

   El directivo del organismo internacional ha insistido en que este plan de ayuda ha sido diseñado por el Gobierno del presidente de Argentina, Mauricio Macri.

   "Las autoridades se han comprometido a mantener un mínimo para el gasto en asistencia social", ha explicado Werner, asegurando que se ha asumido el compromiso de velar para que el gasto, en porcentaje del PIB, no descienda en los próximos tres años. En caso de necesidad, incluso, se podrá aumentar para "velar por los sectores más vulnerables de la población".

   "Consideramos que las reformas de Argentina tienen y merecen el respaldo del FMI y de la comunidad internacional", ha zanjado Werner.

   El director del FMI para el Hemisferio Occidental ha alabado las metas de inflación "realistas" que se ha propuesto el Banco Central de Argentina, así como su "compromiso" con un tipo de cambio "flexible y determinado por el mercado". "El sector privado y el sector social tendrá acceso a más recursos" gracias a este plan, ha asegurado.

   Por otro lado, el jefe de la misión del FMI para Argentina, Roberto Cardarelli, ha asegurado que el programa va a ayudar a "generar confianza en los mercados y va a tener un impacto positivo sobre la inversión".

   En opinión del organismo internacional, "la economía argentina de hoy es muy diferente a la de 2001, tiene una situación financiera sin las vulnerabilidades que presentaba entonces y tiene un tipo de cambio libre".

   Cardarelli ha explicado que "no es posible concebir un programa de este tipo sin tener en cuenta la situación social". El FMI "en los últimos años ha venido trabajando para entender mejor las implicaciones sociales de los programas para que sean sostenibles", según ha indicado.

16.000 MILLONES DE AJUSTE

   Las metas acordadas entre el Gobierno de Argentina y el FMI contemplan una reducción del déficit del 2,7% en 2018 al 1,3% en 2019. En 2020 se llegaría al equilibro y en 2021 se lograría, según el plan presentado, un superávit del 0,5%. La anterior meta del Gobierno argentino era cerrar este año con un déficit del 3,2%, con un 2,2% en 2019 y con un 1,2% en 2020. El equilibrio, según las cifras anteriores, llegaría en 2021.

   Este nuevo plan de ajuste implica una reducción acumulada del déficit entre 2018 y 2021 de 3,1 del PIB, aproximadamente 19.300 millones de dólares (16.418 millones de euros).

   Por otro lado, también se han acordado varias metas para la inflación en los próximos años. En 2019 tendrá que ser del 17%, para bajar al 13% en 2020 y al 9% en 2021.

   Según los datos del propio FMI, Argentina registró una inflación del 24,8% en 2017 y la previsión es cerrar 2018 con un 19%. Las estimaciones del organismo para los siguientes años están en línea con las incluidas en el plan de ayuda.

   Durante el debate previo a las elecciones presidenciales de Argentina de 2015 entre Mauricio Macri y el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, el actual presidente prometió bajar la inflación a un solo dígito durante su mandato, que termina en 2019.

   El primer tramo del préstamo, de 15.000 millones de dólares (12.759 millones de euros) llegará en las próximas semanas, según indicó este viernes el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne.

Contador