El Gobierno chileno ordena paralizar algunas tareas de la petrolera ENAP tras el incidente ambiental

Enap
TWITTER
Publicado 24/08/2018 23:21:13CET

   SANTIAGO, 24 ago (Reuters/Notimérica)

   El Gobierno de Chile ordenó el viernes el cierre de faenas de la petrolera estatal ENAP en una zona costera del centro del país luego de un incidente ambiental que afectó a un centenar de personas.

   En la víspera, habitantes del área requirieron atención médica en centros asistenciales en las cercanías del puerto de Ventanas -a unos 110 kilómetros al noroeste de Santiago- con síntomas de intoxicación por gases, lo que derivó en una alerta de las autoridades.

   "Hemos podido detectar que en ENAP se han realizado faenas que podrían estar emitiendo estos gases tóxicos", dijo la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

   "Por esta razón, hemos decretado el cierre inmediato de todas aquellas faenas de ENAP que puedan estar produciendo los gases", agregó.

   ENAP posee en la región la refinería Aconcagua, de 104.000 barriles por día (bpd), y un terminal marítimo.

   La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) detalló que ordenó la clausura de dos estanques en terrenos de ENAP en el terminal marítimo de Quintero y el retiro de los residuos oleosos de su mantenimiento, tanto en los sistemas de tratamiento como en los dispositivos de acumulación de dichos residuos.

   La empresa lamentó el incidente y dijo que acató la medida preventiva dispuesta por la SMA de suspender las labores de mantención de los dos estanques en el terminal.

   "Todas las investigaciones que hemos realizado muestran que ENAP no es responsable de estos lamentables sucesos. Complementario a lo anterior, continuaremos con las indagaciones necesarias para despejar cualquier duda", dijo en un comunicado.

   Además comentó que en la terminal marítima no cuentan con chimeneas que generen emisiones y que los compuestos detectados que afectaron a las personas no se producen, almacenan o utilizan en la instalación.

   Más temprano, la estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre y que también opera en la zona, descartó cualquier responsabilidad en el incidente en la saturada localidad, donde cuenta con una fundición y una refinería de cobre.

   La zona portuaria en las cercanías de la capital chilena ha tenido anteriormente incidentes ambientales y varias firmas han sido investigadas y multadas por incumplimientos.

   La SMA admitió la dificultad de fiscalizar la zona debido a la existencia de numerosos establecimientos industriales de gran escala, el potencial de ellos de producir las emanaciones que afectaron a la población, y que los eventos son de corta duración pero de alta intensidad.

   Codelco y ENAP han sido blanco de críticas de ambientalistas y comunidades locales, que les acusan de contribuir al deterioro de la zona.

Contador