PepsiCo cierra su enbotelladora en el sur de México por la grave crisis de seguridad y violencia

PEPSICO
PIXABAY
Publicado 13/06/2018 9:39:34CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 13 jun (Reuters/Notimérica) -

   El Grupo GEPP, embotellador exclusivo de los productos de PepsiCo en México, ha anunciado este martes que ha cerrado temporalmente las operaciones de su centro de distribución directa en Ciudad Altamirano, una violenta localidad del sur del país.

   El anuncio tiene lugar casi tres meses después de que su competidor Coca-Cola FEMSA (KOF), el mayor embotellador de la bebida en el mundo, clausurase su planta en la misma ciudad, ubicada entre los estados Guerrero y Michoacán, por el "hostigamiento de grupos delincuenciales".

   Grupo GEPP, en el que el grupo embotellador y azucarero Cultiba tiene una participación minoritaria, ha indicado en un comunicado que el cierre obedece a que no están presentes "las condiciones requeridas para la continuidad de la distribución", aunque no ha dado más detalles.

   Otras empresas, como la productora de lácteos Grupo Lala, han suspendido operaciones en zonas del país donde el crimen azota a la población.

   Roberto Álvarez, portavoz de seguridad en Guerrero, ha indicado a la agencia Reuters que buscaba a directivos de PepsiCo para saber las razones que los llevaron a tomar la decisión y ha reconocido que esta es una zona con fuerte presencia del crimen organizado.

Ciudad Altamirano se encuentra ubicada en la llamada región de Tierra Caliente, fuertemente azotada por grupos criminales que siembran y cultivan amapola, planta de la cual se extrae la goma de opio para la elaboración de heroína.

   Los títulos de Cultiba, que tiene el 40 por ciento de las acciones de GEPP, cerraron el martes en 13,07 pesos, una baja del 1,28 por ciento en la bolsa local.

Contador