La petrolera mexicana Pemex revela unos documentos que confirman cinco presuntos sobornos de Odebrecht

Odebrecht
REUTERS / CARLOS JASSO - Archivo
Publicado 18/05/2018 17:00:19CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 18 May. (Notimérica) -

   Las transferencias de cinco presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en 2013 y 2014, por un total de cinco millones de dólares, coincidieron con varias fechas clave para la asignación de un contrato por 1.436 millones de pesos (unos 72 millones de dólares) en la refinería de Tula, según revelan varios documentos realizados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

   "Un contrato de Pemex en la refinería de Tula (centro de México) por 1.436 millones de pesos fue firmado en fechas clave que coincidieron con cinco presuntos sobornos que suman cinco millones de dólares en los años 2013 y 2014, distintos a otros sobornos que hemos encontrado en investigaciones anteriores relacionados con supuestos pagos a la campaña de Enrique Peña Nieto", señaló a la agencia 'Sputnik' el responsable del equipo investigador de MCCI Raúl Olmos.

   Los documentos obtenidos por la organización civil independiente forman parte de la investigación que abrió la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) sobre los sobornos de Odebrecht, que fueron clasificados como secretos por Pemex, como información reservada hasta el año 2021.

   Estos documentos revelan que al día siguiente de que Pemex recibiera la propuesta de Odebrecht para el contrato de la modernización de la refinería, el departamento de sobornos de la constructora brasileña transfirió desde el Meinl Bank de Antigua un millón de dólares a una cuenta en el Neue Bank AG, en Liechtenstein, a nombre de la empresa offshore Zecapan SA, que según los delatores en Brasil, estaba ligada al entonces director de la petrolera mexicana, Emilio Lozoya, lo cual él ha negado reiteradamente.

   Odebrecht presentó su propuesta a Pemex el 2 de diciembre de 2013 y la transferencia del soborno se realizó el 3 de diciembre.

   Ocho días después, el 10 de diciembre, la dirección de Pemex Refinación avaló la excepción a la licitación pública, y ese mismo día una empresa offshore de la oficina de sobornos transfirió 480.000 dólares a la misma cuenta en el Neue Bank de Liechtenstein. El fallo a favor de Odebrecht lo emitió Pemex a los tres días.