¿Qué podría exigir el FMI a Argentina a cambio de su apoyo financiero?

A man looks at an electronic board showing currency exchange rates in Buenos Air
REUTERS / MARCOS BRINDICCI
Actualizado 11/05/2018 8:24:34 CET

   BUENOS AIRES, 10 May. (Notimérica) 

   El Gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito que le permita superar la crisis que se ha desatado en el país después de que, en los últimos, días el precio del dólar se haya disparado hasta superar la barrera de los 23 dólares por peso.

   Este crédito, de tipo 'stand by', que Argentina negocia con el organismo internacional tendrá por supuesto ciertas condiciones que habrán de ser aceptadas por la nación sudamericana. Algo que, como informan desde 'Clarín', advierte el propio FMI: "Cuando un país toma prestado del FMI, acuerda ajustar sus políticas económicas para superar los problemas que lo llevaron a buscar financiamiento".

   En primer lugar, el FMI podría exigir a Argentina rebajar el déficit fiscal, algo que podría afectar a la actual marcha de la economía y que hará que el Gobierno tenga que reducir varias partidas de gasto público si quiere lograrlo.

   Algunas de las partidas que podrían verse afectadas por una eventual reducción del gasto y sobre las que el FMI ya se pronunció en el llamado 'artículo IV' --una especie de auditoría que el organismo lleva a cabo sobre los países miembros cada cierto tiempo-- son por ejemplo los salarios de empleados públicos, las pensiones o las ayudas sociales. Aunque es probable que tanto por parte del Gobierno argentino como del FMI se trate que los ajustes tengan el menor impacto posible en los sectores más vulnerables de la población, algo que también se marca como objetivo en el citado 'artículo IV'.

   Además, Macri deberá afrontar también la necesidad de llevar a cabo una reforma laboral que permita la reducción del trabajo no regulado, que promueva la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y permita así una mayor y mejor redistribución de la riqueza.

   La reforma laboral que el Gobierno argentino propuso a finales del año pasado no pudo ser debatida por el Congreso de la nación y ahora, el Gobierno deberá volver a intentar acometer estas reformas si quiere mejorar la situación.

   El Gobierno de Mauricio Macri deberá realizar cambios también en la política monetaria del país para fortalecerla, reduciendo las ayudas financieras del Banco Central de la República Argentina al Tesoro ya que estas facilitan la inflación.

   Aunque todavía no se ha confirmado a cuanto ascendería el montante del préstamo --que podría no ser entregado a Argentina directamente sino que estaría disponible para cuando lo considere oportuno-- podría ascender a los 30.000 millones de dólares, una cantidad suficiente para tranquilizar a los mercados según el Gobierno, tal y como informan desde 'Clarín'.

   Los acontecimientos se han precipitado a lo largo de esta semana, después de que el dólar alcanzará el pasado día 8 un valor de 23,13 dólares, superando el récord que había marcado el pasado 3 de mayo cuando alcanzó los 22,9 dólares.

Contador