Editado por Europa Press 23 de Diciembre 2014

Restringida desde el año 2003

Venezuela.- Capriles liberará la compra de dólares si gana las elecciones presidenciales en Venezuela

Publicado 12/06/2012 21:32:35CET

CARACAS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El líder opositor, Henrique Capriles Radonski, tiene previsto levantar las restricciones que actualmente tienen los venezolanos para comprar dólares, si el próximo 7 de octubre se convierte en el nuevo presidente de Venezuela y logra poner fin a más de trece años de gobiernos revolucionarios encabezados por Hugo Chávez.

   El anuncio lo ha hecho Ricardo Villasmil, coordinador del programa de gobierno de Capriles, en una entrevista a Reuters en la que ha adelantado que la suspensión del llamado "control cambiario" será una de las primeras medidas que aplicará el líder opositor, cumpliendo así con una de las mayores demandas de los venezolanos.

   "No vemos motivos por el cual el mercado no sea legal, especialmente teniendo en cuenta el cuello de botella que hay con la divisa extranjera en Venezuela", ha explicado Villasmil.

   "Vemos la legalización del mercado paralelo como una importante señal que va en la dirección e intención en materia de divisas. Sería una buena válvula de escape", ha añadido.

   En el año 2003, después de la huelga que paralizó dos meses la producción petrolera en esa nación sudamericana, el Gobierno de Chávez impuso un estricto control que impide a los venezolanos comprar y vender divisas extranjeras con libertad.

   Para poder adquirir cualquier moneda, los venezolanos deben solicitar una autorización a la estatal Comisión Administradora de Divisas (CADIVI), creada para tal fin. Sin embargo, sólo pueden pedir un monto máximo al año y bajo determinadas circunstancias, como por ejemplo, viajes de turismo, compras de productos que no se venden en el país, financiar estudios en el extranjero y adquisición de ciertos medicamentos, entre otras.

   Durante todo este tiempo, los venezolanos se han quejado por los extensos y complicados trámites que tienen que realizar para que CADIVI les apruebe su "cupo en dólares". Algunos empresarios han tenido que esperar varios meses para poder disponer del dinero, lo que ha llevado a muchos a recurrir al mercado paralelo para conseguir dólares aunque muy por encima de su valor, contribuyendo además a mantener alta la inflación.

   Ante el crecimiento del mercado negro de dólares, el Gobierno ha impulsado fuertes medidas para frenar la especulación y la venta ilegal de divisas.

   "Obviamente el objetivo es la definitiva erradicación de todos aquellos controles que sólo asfixian, generan una inmensa corrupción y frenan la actividad productiva", ha destacado durante la entrevista realizada el lunes, un día después de que Capriles formalizara su candidatura.

   Según Villasmil, "todas las compañías venezolanas, desde la más pequeña hasta la más grande, están enfocadas a obtener dólares a un bajo precio" y, lógicamente, "en estas condiciones" las empresas "no pueden ser productivas".

CAUTELA

   Aunque el objetivo es regresar al esquema anterior del mercado libre de divisas, la oposición se muestra cautelosa y reconoce que medidas abruptas podrían causar un caos en la economía de esa nación petrolera y desencadenar problemas sociales como los vividos en décadas anteriores.

   "No nos hará ningún bien regresar rápidamente" al antiguo esquema porque eso sería generar "una conmoción, lo cual ahuyenta a los inversores", ha reconocido Villasmil, al destacar que "lo crucial" en frente a estas situaciones es "generar certidumbre y confianza" y para lograrlo hay que "hacer las cosas con cuidado".

   Así, Villasmil recuerda que "el problema que tienen los ministros de Finanzas y los bancos centrales en el resto de los países de la región" como Colombia, Brasil o Perú, entre otros, "es el masivo ingreso de capital" mientras que en el caso de Venezuela, "donde existen las condiciones para eso y mucho más", el problema es la "fuga de capitales".

FIN A LAS NACIONALIZACIONES

   En su plan de gobierno, entregado el domingo al Consejo Nacional Electoral (CNE), Capriles prevé poner fin de forma inmediata a las nacionalizaciones que puso en marcha Chávez para dar más poder al Estado en áreas clave de la economía.

   También tiene previsto conversar con los afectados por las expropiaciones de inmuebles y empresas, a fin de asegurarse que han recibido la compensación adecuada y, si es conveniente, devolver algunos bienes a sus antiguos dueños, precisa Reuters.

   Otra de las prioridades de Capriles será llevar a cabo un estudio exhaustivo de las finanzas de la nación. "Las finanzas públicas son como una caja negra", ha ironizado Villasmil, porque "los economistas en Venezuela tienen que, prácticamente, convertirse en detectives para descifrar cuánto dinero tenemos aquí y cuánto dinero realmente hay".


VÍDEOS

 
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.
Acerca de notimerica.com
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies