A 100 días de las elecciones de México los sondeos señalan un ganador y las acusaciones marcan la precampaña

FOTO COMICIOS MEXICO
REUTERS
     
Actualizado 24/03/2018 9:05:04 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 24 Mar. (Notimérica) -

   A 100 días de las elecciones federales de México, que tendrán lugar este próximo día 1 de julio, parece que por primera vez en 88 años México será gobernado por un presidente que no pertenece a los partidos tradicionales, relegados por los ciudadanos --afectados por la desigualdad, la inseguridad y las consecuencias de desastres naturales-- por graves casos de corrupción, violencia y desconfianza.

   Durante la jornada electoral, y después de cinco días de 'reflexión', cerca de 88 millones de mexicanos votarán la elección de un nuevo presidente de la nación, así como senadores y diputados. Sin duda, la elección presidencial está copando portadas y titulares en un momento que, a falta de cinco días para que termine el plazo de recepción de candidaturas, el juego entre aspirantes ya ha empezado.

   Por un lado, José Antonio Meade (49), que hasta hace pocos meses ocupaba la cabeza de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de Enrique Peña Nieto, representa a la coalición Todos por México, conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza.

   El candidato de la coalición Por México al Frente, compuesta por el Partido Acción Nacional (PAN) --partido que presidió desde 2015 hasta diciembre de 2017 y por el que ha sido diputado federal--, así como del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano (MC), es el abogado y político Ricardo Anaya (39).

   Estos dos candidatos han protagonizado desde que se conociera su aspiración a ocupar la Presidencia una trifulca política en la que también se han visto involucradas otras instituciones, como la Fiscalía General del país, y que ha llegado hasta la Organización de Estados Americanos (OEA).

ACUSACIONES ENTRE EL PRI Y EL PAN

   El detonante fue una información, aparentemente filtrada a la prensa, referente a una nave industrial perteneciente a Ricardo Anaya que posteriormente fue vendida por 2,9 millones de dólares a Manhattan Master Plan a través de una red de lavado de dinero --en la que aparece la compañía Juni Sierra, cuyo único administrador es el suegro del candidato del PAN--, y mediante la cual Anaya se habría beneficiado económicamente.

   Ante dichas acusaciones, Anaya negó los hechos y aseguró que el contrato de compraventa firmado con Manhattan Master Plan incluye una cláusula por la cual se asegura que el dinero utilizado para la compra es de orígen lícito. Asimismo, trató de desligarse de los hombres supuestamente involucrados en dicho negocio y cuyos nombres aparecen en la documentación, aunque admitió conocerlos.

ANAYA

   Las autoridades no han podido comprobar hasta el momento el origen ilícito de la transacción ni tampoco que el candidato de Por México al Frente se haya beneficiado de manera ilegal. Anaya ha alegado que se trata de una campaña de desprestigio orquestada por la oposición y por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, con el que ha roto lazos.

   Cierto es que la Procuraduría General de la República (PGR) abrió la investigación a finales del mes de octubre de 2017, cuando el titular de la institución era provisional tras la renuncia de Raúl Cervantes, y que las primeras investigaciones sobres los hechos se realizaron desde la Secretaría de Hacienda a finales del año 2016, cuando José Antonio Meade era el titular.

   Asimismo, hace pocas semanas la Fiscalía de México difundió unas imágenes en las que se ve a Ricardo Anaya dentro de una de sus oficinas entregando un documento relativo al caso cuando ya era candidato. Esta grabación sacudió la precampaña electoral al ser un ente público el que las ha difundido. Emilio Álvarez Icaza (Iniciativa Ahora) y Juan Francisco Torres Landa (México Unido Contra la Delincuencia) indicaron a 'CNN en Español' que hay una "intención política manifiesta" y que este hecho ha puesto "en juego la legitimidad del proceso democrático" en los comicios.

   "En México existe un pacto de impunidad, a los amigos no se les investiga", indicaba el actual presidente del PAN, Damián Zepeda. Asimismo, líderes de los tres partidos que componen la coalición por la que Anaya es candidato han denunciado el "uso faccioso" de las instituciones del Estado contra su coalición y "la intervención evidente, abusiva, de ataque que está teniendo el Gobierno y el PRI" en las elecciones mexicanas, recoge 'El País'.

MEADE

   Desde el Gobierno acusan a Anaya de corrupción y lo señalan por "victimizarse" de los hechos. El secretario de Operación Política del PRI, Héctor Gómez aseguraba a 'Notimex' que Anaya "pretende con cortinas de humo y señalamientos de una guerra sucia en su contra evadir responder sobre sus recursos, la triangulación de recursos, el lavado de dinero y toda una ingeniería financiera para llevar a cabo este blanqueo de recursos".

AMLO A LA CABEZA

   Por otra parte, consta como candidato a la Presidencia de México el denominado coloquialmente como 'AMLO', Andrés Manuel López Obrador (64), quien representará al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) --del que es líder--, el Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) el próximo 1 de julio.

   En un tiempo en el que México vive una enorme ola de violencia y con altas tasas de corrupción, los mexicanos han visto en López Obrador el cambio de rumbo. Más, en un momento de especial vulnerabilidad para muchos ciudadanos, víctimas de los terremotos que asolaron el sur de México en el mes de septiembre de 2017.

AMLO

   Las propuestas y discursos de López Obrador, de corte izquierdista y muy rupturista con el sistema actual mexicano, hacen que supere notablemente a sus oponentes en intención de voto y que haga temblar a los empresarios. "Una victoria de Obrador podría cambiar el estado de ánimo de los inversores. Tiene algunas propuestas poco ortodoxas, que incluyen la política económica, las relaciones con Estados Unidos y la aproximación de México al comercio y al NAFTA", indica a 'El Economista' un portavoz de la empresa Societé Générale.

SONDEOS ELECTORALES

De hecho, la última encuesta publicada, realizada por el diario 'El Financiero', indica que López Obrador ha ampliado su ventaja respecto a Meade y Anaya. El aspirante ha obtenido en dicho sondeo un 42 por ciento de respaldo, cuatro puntos más que el sondeo similar publicado en el mes de febrero. En este último mes, los sondeos posicionaban a Anaya en segundo lugar, por delante de Meade, quien en la última encuesta ha superado al candidato del PAN.

FOTO 1

El candidato del PRI obtendría un 24 por ciento de respaldo, y Anaya un 23 por ciento de las preferecias este mes de marzo. Parece que finalmente los últimos episodios entre ambos han afectado a la candidatura del líder del PAN, sobre el que parece que se impone el partido de Gobierno pese a la animadversión surgida en la sociedad mexicana por la ascensión del crimen organizado y de las tasas de corrupción, así como hechos como la desaparición de los 44 estudiantes de Ayotzinapa.

Por otro lado, dentro de la candidatura independiente hasta el momento únicamente consta la abogada, exmilitante del PAN y esposa del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Magarita Zavala (50). El pasado 17 de marzo el INE dejaba fuera a los candidatos independientes Jaime Rodríguez Calderón 'El Bronco' (50) y Armando Ríos Piter (45) después de que funcionarios electorales hallaran miles de firmas falsas en sus sistemas de recolección de apoyo para las candidaturas.

En el marco de las elecciones federales los mexicanos elegirán a los funcionarios que formarán parte del Senado de México, un total de 128: 64 ganadores de las urnas, 32 en segundo lugar y otros 32 seleccionados por parte de los partidos participantes con un porcentaje de votación mayor del 3. De manera similar será la elección de 500 diputados: 300 elegidos conforme a los resultados de las urnas y 200 por los partidos políticos bajo el mismo criterio.

Los próximos 100 días tendrán de protagonistas debates electorales televisados, actos de campaña y preparativos para los comicios que podrían cambiar el devenir de uno de los países más potentes de la región.

 FOTO 2