AI insta a EEUU a respetar el derecho de los miembros de la caravana de inmigrantes a pedir asilo

Caravana de inmigrantes centroamericanos
REUTERS / EDGARD GARRIDO
Publicado 24/04/2018 20:32:38CET

   MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Amnistía Internacional ha recordado este martes al Gobierno de Donald Trump que debe dar la oportunidad de pedir asilo a los miembros de la caravana de inmigrantes que se dirigen en estos momentos hacia Estados Unidos antes de deportarlos o, de lo contrario, estará violando el Derecho Internacional.

   'Viacrucis del Migrante', que organiza anualmente la ONG Pueblo Sin Fronteras para llamar la atención sobre el flujo migratorio en la región, arrancó el pasado mes de marzo en Guatemala y ha llegado a tener hasta 1.500 personas, la mayoría hondureños, aunque se ha debilitado a su paso por México hasta caer a la mitad.

   Amnistía Internacional ha recibido informaciones en los últimos días según las cuales las autoridades mexicanas han detenido y pretenden deportar a las familias centroamericanas que participan en la caravana de inmigrantes y quieren solicitar asilo en Estados Unidos.

   El lunes, el Departamento de Seguridad Nacional emitió un comunicado en el que amenazaba con detener a los inmigrantes de forma indefinida hasta que pudiera enviarles de vuelta a sus países de origen para impedir que soliciten protección internacional.

   "Pedir asilo no es un crimen ni en Estados Unidos ni en ninguna parte", ha aclarado la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, al tiempo que ha criticado los "crueles esfuerzos" de la Casa Blanca por "estigmatizar, aterrorizar y echar a esta gente traumatizada".

   Guevara Rojas ha recordado que "empujar a los solicitantes de asilo de vuelta a situaciones peligrosas sería una violación tanto de las obligaciones legales nacionales como internacionales de los gobiernos de Estados Unidos y México".

   "Ahora que el mundo lidia con el mayor número de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, la respuesta adecuada es dar la bienvenida a los refugiados, no insultarles y devolverles al peligro", ha defendido.