La ONU denuncia que en 2016 se produjeron más de 60 asesinatos en las zonas abandonadas por la FARC

 

La ONU denuncia que en 2016 se produjeron más de 60 asesinatos en las zonas abandonadas por la FARC

Publicado 16/03/2017 21:06:05CET

BOGOTÁ, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha indicado en un informe difundido este jueves que en 2016 se produjeron un total de 127 asesinatos en Colombia, la mayoría --más de 60-- en zonas abandonadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como parte del acuerdo de paz firmado con el Gobierno.

Del total, 63 víctimas era líderes sociales o defensores de los Derechos Humanos, mientras que las 64 restantes eran personas no relacionadas con el activismo social o humanitario, según informa Caracol Radio.

En el caso del primer grupo, el 45 por ciento de los crímenes se produjeron en territorios históricos de las FARC que ahora han quedado vacíos por la desmovilización de la guerrilla. De los 64 asesinatos de activistas, el 80 por ciento fueron estos lugares.

El representante del Alto Comisionado para Colombia, Todd Howland, ha recalcado que "asesinaron a líderes por empujar la paz", es decir, "por empujar sustitución (de los cultivos) de coca, por hacer un trabajo contra la minería ilícita y por apoyar la restitución de tierras".

Naciones Unidas ha señalado al Clan del Golfo, organización criminal dedicada principalmente al narcotráfico e integrada por ex paramilitares, como responsable de la mayoría de los crímenes contra líderes sociales defensores de los Derechos Humanos.

Howland ha añadido que, si bien el Clan del Golfo "está matando muy fuerte en Chocó y Antioquia", "hay otros grupos en Tumaco y otras áreas", lo cual incluye a facciones disidentes de las FARC y al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La ONU ha instado al Gobierno a "reconocer" que los asesinatos de estos colectivos reflejan "una situación grave sobre la cual el Estado tiene la obligación de proteger y garantizar la vida" de dichas personas y para ello ha recomendado buscar nuevas alianzas en la sociedad y acelerar la implementación del acuerdo de paz.

CONTROL ESTATAL

En respuesta, el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, ha admitido que los principales desafíos para las autoridades colombianas en la llamada etapa del postconflicto están relacionados con el control efectivo del Estado en los antiguos dominios de las FARC.

"Concretamente, detrás de los asesinatos a líderes sociales están bandas criminales a nivel regional y territorial, bandas que quieren apoderarse de las fuentes ilegales que alimentan la guerra en Colombia", ha sostenido.

"En las investigaciones se han encontrado vinculaciones del ELN en los asesinatos a líderes que, por ejemplo, se habían opuesto a mantener los cultivos ilícitos o que se habían opuesto a la minería ilegal", ha apostillado, por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Además, el ministro afirmó que hasta ahora van 57 capturados, 50 imputaciones por estos delitos y que se está avanzando rápidamente en la solicitud de captura de algunas personas que han tenido relación con los crímenes.

No obstante, Villegas ha apuntado que algunos asesinatos están relacionados con "causas locales", como disputas entre vecinos por la propiedad de la tierra.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies