Macri asegura que no vetará la ley del aborto en Argentina si es aprobada por el Senado

El presidente argentino, Mauricio Macri
REUTERS / YVES HERMAN
Actualizado 12/07/2018 8:39:42 CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha asegurado que no vetará la ley de legalización del aborto en caso de que sea aprobada por el Senado, según ha informado el jefe de Gabinete del Gobierno, Marcos Peña.

"El presidente ya ha sido claro que su convicción sobre la importancia de dar un debate republicano implica respetar el resultado de ese acuerdo y no vetar la ley", ha afirmado Peña en un comunicado, según ha recogido la cadena Telesur.

Las declaraciones de Peña vienen después de que este lunes el monseñor Víctor Fernández solicitara a Macri que vetara la ley en caso de que fuera aprobada por el Senado.

Peña ha recalcado que la relación entre el Gobierno y la Iglesia "es muy buena" y ha señalado que desde el Ejecutivo "no sentimos que haya un conflicto por el tema de que se haya habilitado un debate" sobre el aborto.

El Senado de Argentina comenzó este martes el debate para el proyecto de ley, que ya ha sido aprobado por la Cámara de Diputados. En el próximo mes se presentarán alrededor de 60 expositores tanto a favor como en contra de la ley para defender su postura y responder a las dudas de los senadores. La votación final será el próximo 8 de agosto.

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó en junio la despenalización del aborto, un tema sumamente polémico en la nación sudamericana que obligó a una sesión parlamentaria de más de 20 horas.

La votación tuvo un resultado ajustado --129 votos a favor, 125 en contra y una sola abstención--, lo que refleja el acalorado debate que presenció la Cámara Baja.

De esta forma quedó superado el primer trámite parlamentario. La siguiente fase será el Senado, donde el proyecto de ley podría ser aprobado o rechazado definitivamente, aunque también podría modificarlo y devolverlo a los diputados.

Actualmente Argentina permite el aborto en ciertos casos de violación o riesgo para la salud de la madre, pero algunos organismos han denunciado retrasos judiciales que superan los plazos legales para interrumpir el embarazo y que hay demasiados médicos que se niegan a practicarlo.

La nueva norma jurídica, que inició su recorrido en 2006 de manos de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, permitiría poner fin a cualquier embarazo en las primeras catorce semanas de gestación sin ningún requisito adicional.