Bachelet se despide de los chilenos antes de partir para convertirse en la jefa de DDHH de la ONU

La expresidenta chilena, Michelle Bachelet
REUTERS / IVAN ALVARADO
Publicado 24/08/2018 22:48:42CET

   MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   La ex presidenta chilena Michelle Bachelet ha enviado este viernes un mensaje de despedida a sus compatriotas antes de abandonar la nación suramericana para asumir el 1 de septiembre el cargo de Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

   "En pocas horas partiré a cumplir mis nuevas responsabilidades como Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, pero no quería irme sin antes despedirme de ustedes", ha dicho en un vídeo difundido a través de la red social Facebook.

   Bachelet ha confesado que "no es fácil decir adiós" porque "han sidos dos gobiernos llenos de satisfacciones y logros", si bien ha indicado que mantendrá "una pequeña oficina en calidad de ex presidenta" y se mantendrá informada del "acontecer nacional".

   Además, ha sugerido que mantendrá un papel activo en la política chilena favoreciendo "el surgimiento de diversos liderazgos, de nuevas miradas y de nuevas ideas". "Amo a mi país y quiero que le vaya bien", ha declarado la líder socialista.

   Bachelet ha considerado que su reciente nombramiento es en realidad "un reconocimiento al trabajo que hemos hecho como país, al difícil camino que hemos recorrido para sanar nuestras heridas y preservar en nuestra memoria el mandato del 'nunca más'".

   Ahora "tendré la difícil misión de respetar, proteger y promover los derechos de todas las personas (...) Haré todo lo posible para apoyar a los estados en la tarea de garantizar el respeto a los derechos fundamentales porque lo esencial y lo urgente es terminar con las injusticias y con el sufrimiento de miles de personas", ha prometido.

   La ex mandataria latinoamericana ha dado las gracias a los chilenos por "su cariño, sus sonrisas y sus 'selfies' cuando voy a la feria y sus saludos a través de Facebook y Twitter". "Me los llevo en el corazón. Les mando un fuerte abrazo. Seguiremos en contacto", se ha despedido.

ABANDERADA DE LOS DDHH

   La política latinoamericana se convertirá en la séptima ocupante del cargo desde la creación de la oficina en 1993, después de Zeid Raad al Husein, José Ayala-Lasso (1994-97); Mary Robinson (1997-2002); Sergio Vieira de Mello (2002-03); Louise Arbour (2004-08); y Navi Pillay (2008-14).

   Bachelet ha enarbolado la bandera de defensa de los Derechos Humanos como víctima de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990). Su padre, el general Alberto Bachelet, fue ejecutado por las fuerzas golpistas y ella y su madre fueron prisioneras del régimen castrense.

   Esta pediatra de profesión ha ocupado dos veces la Presidencia de Chile (2006-2010 y 2014-2018). Tras sus primeros cuatro años, abandonó La Moneda con una popularidad del 80 por ciento que le permitió volver cuatro años después, si bien su segundo mandato estuvo marcado por los escándalos de corrupción, que también han salpicado a su hijo y su nuera.

   Bachelet fue la primera presidenta de ONU Mujeres, cargo que desempeñó entre 2010 y 2013, y estaba previsto que al término de su segundo mandato, el pasado 11 de marzo, regresara a Naciones Unidas para formar parte de la Junta Consultiva de Alto Nivel sobre Mediación.

UN PRECEDENTE COMBATIVO

   Bachelet sustituirá a Al Hussein, cuyo mandato expirará en agosto. El diplomático jordano explicó en julio que no intentaría conseguir un segundo mandato porque estaba seguro de que no conseguiría el apoyo de los países miembro, debido a los duros reproches que ha hecho a muchos de ellos, como Estados Unidos, Rusia o China.

   Al Hussein ha admitido, no obstante, que se trata de un trabajo difícil. Tras una semana complicada el año pasado, su mujer le animó a ver un concurso de cocina emitido por la televisión británica. "El hombre sacó un suflé justo antes de que la competición acabara y se desinfló por completo. Empecé a llorar y no pude parar", ha contado.

Contador