Morales: "Bolivia perdió su salida al mar por una invasión de Chile"

Evo Morales
REUTERS
Actualizado 05/03/2018 10:24:35 CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha afirmado este domingo que la pérdida del acceso al mar por parte del país se debió a una "invasión" por parte de Chile, y no a causa de la Guerra del Pacífico.

"Felizmente, a estas alturas, estamos convencidos, no solamente como bolivianos, sino también autoridades internacionales, organismos, los movimientos sociales, que no era guerra, era una invasión", ha sostenido.

Así, ha recalcado que la primera acción defensiva por parte de Bolivia tuvo lugar más de un mes después de la entrada de tropas chilenas en el puerto de Antofagasta, según ha informado la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.

"Debemos decir la verdad en los nuevos textos, es mi pedido a los escritores. Una cosa es declararnos en guerra, ahí (se puede) ganar o perder, pero otra cosa es invasión", ha manifestado el mandatario.

Por ello, ha vuelto a defender la demanda de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para reclamar que se reconozca su derecho a tener salida al mar.

El conflicto territorial entre Bolivia y Chile se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904 sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales con el argumento de que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, los gobiernos de Evo Morales y Michelle Bachelet firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.