La criminalización de la mala praxis médica en Bolivia enfrenta al sector sanitario con el Gobierno

Protestas de médicos en Bolivia
REUTERS / DAVID MERCADO
Actualizado 29/12/2017 20:32:19 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La reforma del Código Penal boliviano que criminaliza la mala praxis médica ha derivado en un abierto enfrentamiento entre el sector sanitario y el Gobierno de Evo Morales, sin que por el momento los llamamientos al diálogo hayan permitido aliviar las medidas de presión adoptadas.

Los médicos iniciaron un paro a nivel nacional el 23 de noviembre para rechazar la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud y la actualización del artículo 205 del Código Penal, que contempla castigos para casos de malas prácticas profesionales.

El presidente boliviano, Evo Morales, ha esgrimido este viernes que los "buenos médicos" deberían estar "felices" por la reforma, ya que sólo castiga la negligencia. "No queremos que haya falsos médicos para que maten al pueblo (...). Algunos se hacen pasar por médicos, pero nos matan y nos arruinan", ha afirmado el mandatario durante un acto con campesinos, según la agencia oficial ABI.

Morales ha sugerido que existe un trasfondo político detrás de las movilizaciones y su Gobierno ha apelado a la necesidad de resolver cuanto antes un conflicto que estaría afectando a la atención médica básica. Según los datos del Ejecutivo, en el mes de huelga se han suspendido 8.000 cirugías, mientras que el número de consultas canceladas al día rondaría las 38.000.

El ministro de la Presidencia, René Martínez, reiteró el jueves el llamamiento al diálogo y al "sentimiento humanitario" de los médicos, aunque los representantes del sector han rehusado realizar ningún anuncio sobre una posible suspensión de las medidas de presión hasta lograr algún tipo de acercamiento tangible.

El Colegio Médico ha denunciado en su página de Facebook actos de represión contra trabajadores e incluso casos de "fuerza extrema" contra personal que participa en la huelga.