Morales describe como una "conspiración" las protestas de los médicos en Bolivia

Contador
EVO MORALES
REUTERS
Actualizado 08/01/2018 8:28:37 CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha descrito este domingo como una "conspiración" las protestas de los médicos del país contra la reforma del Código Penal boliviano que criminaliza la mala praxis médica.

Los médicos han mantenido sus protestas pese a la firma de un preacuerdo con el Gobierno debido a que ahora reclaman dejar sin efectos los despidos y descuentos por los días de huelga, un punto que no fue abordado en las negociaciones.

"Se han firmado como ocho acuerdos con los médicos. Después, no (los) respetan. Entonces, ya no es una reivindicación de los médicos, esa supuesta reivindicación es una conspiración a nuestra revolución democrática y cultural", ha manifestado Morales. "El fondo es que no quieren que otra vez Evo sea presidente", ha argumentado.

Asimismo, ha acusado a algunos médicos de mantener posturas "fascistas y racistas", criticando además que algunos trabajen en el sector público y en el privado, según ha informado el diario local 'La Razón'.

"Están ganando más ellos, no les interesa el sueldo. Lo que sí (quieren es) que fracase la medicina pública (...) y que ellos privaticen el tema salud", ha remachado.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, ha denunciado la existencia de "terrorismo mediático" por parte de la oposición contra la citada reforma del Código Penal.

"No les vamos a permitir a los opositores que sigan mintiendo, esto es terrorismo mediático, no es información, porque quieren que la gente se asuste y tenga miedo", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.

"Nosotros con muchísimo gusto estamos dispuestos a convocar a cualquier sector que tenga alguna duda sobre el Código del Sistema Penal para explicarle este esquema de mentiras para que no los hagan entrar en pánico, nos los hagan entrar en miedo", ha zanjado.

Los médicos iniciaron un paro a nivel nacional el 23 de noviembre para rechazar la creación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud y la actualización del artículo 205 del Código Penal, que contempla castigos para casos de malas prácticas profesionales.

El propio Morales, esgrimió la semana pasada que los "buenos médicos" deberían estar "felices" por la reforma, ya que sólo castiga la negligencia. "No queremos que haya falsos médicos para que maten al pueblo (...). Algunos se hacen pasar por médicos, pero nos matan y nos arruinan", afirmó.

Morales sugirió que existe un trasfondo político detrás de las movilizaciones y su Gobierno ha apelado a la necesidad de resolver cuanto antes un conflicto que estaría afectando a la atención médica básica. Según los datos del Ejecutivo, en el mes de huelga se han suspendido 8.000 cirugías, mientras que el número de consultas canceladas al día rondaría las 38.000.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies