Cae la consulta anticorrupción en Colombia, ¿ahora qué?

Electoral officials count ballots after tables closed during the seven-question
REUTERS / LUISA GONZALEZ
Publicado 27/08/2018 13:44:04CET

   BOGOTÁ, 27 Ago. (Notimérica) -

   La consulta popular celebrada este fin de semana en Colombia para endurecer las sanciones contra la corrupción tan presente en el país no ha conseguido superar el umbral de más de 12 millones de votantes (el 33 por ciento del censo) requerido para su aprobación, quedando a medio millón de sufragios.

   Han sido más los ciudadanos que han salido a la calles para votar que los que en la última jornada electoral se decantaron por Iván Duque como nuevo mandatario, lo que hace pensar que la lucha contra la corrupción no es una cuestión de ideología o preferencias partidistas.

   No es de extrañar, pues se trata de una de las lacras más dañinas para la sociedad colombiana y el desarrollo democrático. Según indica el diario 'El País', la corrupción cuesta al país sudamericano al menos nueve billones de pesos anuales, es decir, más de 3.000 millones de dólares.

   "Hoy no votamos por un partido ni por una persona, votamos para darles a los partidos y a los políticos siete órdenes anticorrupción", recordaban este domingo las senadoras del partido progresista Alianza Verde Claudia López y Ángelica Lozano, precursoras del referéndum. Sin embargo, los resultados no han sido los que ellas esperaban.

   De haberse aprobado, las siete medidas que componían la consulta popular deberían comenzar a trabajarse desde el Congreso para, en el periodo de un año, se hicieran efectivas y se crearan las leyes correspondientes. Ahora, según indica Lozano, los planes son otros: "El martes vamos a radicar los siete proyectos de ley. La pelota se la ponemos en la cancha del Congreso".

   Pero el legislativo es de mayoría opositora a la medida, pues está bajo el dominio del Centro Democrático. El presidente Duque ha mostrado cierto apoyo al referéndum, asegurando que hay que estar unidos a la hora de luchar contra la corrupción, aunque ha evitado el tema.

   Por el contrario, muchos legisladores y han mostrado su oposición alegando que las preguntas son "irrelevantes, anodinas y casi infantiles" o que es una medida "populista". Pero muchos de ellos han focalizado su negativa en la propuesta que reduce el salario a los funcionarios del Estado, algo que para muchos podría llevar a que estos quieran generar incentivos a cambio y recurrir a la corrupción.

   El exmandatario Álvaro Uribe no coincide con su pupilo y ha mostrado su rechazo de manera contundente, llamado a la ciudadanía a no votar en la "consulta engañosa".

   Así, conocidos los resultados solo queda saber qué es lo que hará el Gobierno al respecto. Duque puede gobernar por decreto en este sentido y ejecutar las medidas que considere necesarias, pues goza de mayoría legislativa.

   Asimismo, puede tener en cuenta lo votado por 11 millones de colombianos y lo indicado por la oposición de centro e izquierda, dando lugar a medidas en contra de un mal común y que, según aseguran, todos quieren erradicar.

Contador