La caída de Pedro Pablo Kuczynski en cuatro puntos

Peru's President Pedro Pablo Kuczynski leaves Government Palace after presenting
REUTERS / MARIANA BAZO
   
Actualizado 22/03/2018 12:02:10 CET

   LIMA, 22 Mar. (Notimérica) -

   La tarde de este miércoles 21 de marzo pasará a ser recordada por la dimisión del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (79) después de ejercer menos de dos años el cargo, un periodo de tiempo que ha estado copado de varios escándalos y multitud de presiones por parte de la oposición.

   El proceso agónico de salida del presidente Kuczynski empezó a cocinarse en diciembre de 2017, un año y casi nueve meses después de comenzar a ejercer el cargo de Presidente Constitucional de la República de Perú tras vencen en la segunda vueltas de los comicios presidenciales de 2016 a Keiko Fujimori como líder del partido Peruanos Por el Kambio (PPK).

   Casi terminado el año 2017, la empresa brasileña Odebrecht --protagonista de la mayor trama de corrupción de la región, la cual ha afectado a políticos, presidentes y empresarios de todo Iberoamérica, entre ellos varios exmandatarios de Perú-- informaba de la presencia de Kuczynski entre los negocios ilícitos de la firma.

Captura

PAGOS DE ODEBRECHT

   Tal y como indicaba la brasileña al Congreso de Perú, Odebrecht habría pagado 4,8 millones de dólares a dos asesorías relacionadas con el mandatario, particularmente a Westfield Capital y First Capital y entre los años 2004 y 2013.

   Por ello, la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General de Perú ordenó investigar a Kuczynski, pues las fechas coincidían con la condición de Kuczynski como ministro del exmandatario Alejandro Toledo (2001-2006).

   Ante los hechos, el Congreso de Perú solicitó la renuncia de Kuczynski, algo que no se hizo efectivo y que provocó que varios diputados opositores iniciaran un proceso de vacancia por "incapacidad moral" del presidente. Sin embargo, y para sorpresa de muchos en ese momento, el mandatario salió airoso.

INDULTO HUMANITARIO A ALBERTO FUJIMORI

   Sin embargo, y tan solo tres días después de superar la petición de destitución del Congreso, el presidente Kuczynski anunciaba el indulto "por razones humanitarias" al expresidente Alberto Fujimori, quien permanecía en la cárcel enfrentando una pena de 25 años por delitos de lesa humanidad y corrupción durante su mandato.

   Eran varias las ocasiones en las que el mandatario había negado ante los medios de comunicación que otorgaría la gracia presidencial a Fujimori, a pesar del delicado estado de salud que sus hijos --Keiko y Kenji Fujimori, ambos diputados de la opositora Fuerza Popular hasta esta semana-- alegaban de manera constante.

sdf

   Tal y como dijo Kuczynski, una junta médica le había aconsejado la puesta en libertad del exmandatario al sufrir "una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable". En ese momento comenzaron las especulaciones de un posible trato con diputados del Congreso a cambio de que Kuczynski no fuera destituido, especialmente por la abstención en la votación de Kenji Fujimori y otros nueve funcionarios cercanos.

   Tanto la puesta en libertad de Fujimori como el presunto trato hicieron que la opinión pública se lanzara en contra del presidente, de la misma manera que grupos de izquierda que en un primer momento se habían abstenido en el Congreso y habían apoyado al mandatario. Estos últimos, ante la 'traición', iniciaron un segundo proceso de vacancia, que habría de culminar este jueves.

LAS TRANSFERENCIAS A KUCZYNSKI

   Este mes de marzo, la prensa peruana se hacía eco de un documento de la Unidad de Inteligencia Financiera de Perú en el que se recogían presuntas transferencias de dinero desde las asesorías Westfield Capital y First Capital --señaladas por Odebrecht y relacionadas con Kuczynski-- a cuentas personales del mandatario.

   Dichos traspasos de dinero se habrían llevado a cabo supuestamente entre los años 2005 y 2017, lo que implicaría que Pedro Pablo Kuczynski habría recibido ese dinero --3 millones de dólares-- cuando ya ejercía como presidente de Perú.

   A pesar de que la presidenta del Consejo de Ministros de Perú y segunda vicepresidenta de Kuczynski, Mercedes Araoz, defendió al presidente y aseguró que este había declarado de manera completa y correcta sus ingresos ante la comisión Lava Jato del Congreso, así como que dicho documento no tiene valor como prueba, Kuczynski ya estaba sentenciado.

descarga

POLÉMICOS VIDEOS

   A dos días de que se resolviera la segunda petición de vacancia contra Kuczynski, el 20 de marzo de 2018, diputados de la bancada de Fuerza Popular --liderada por Keiko Fujimori-- difundieron una serie de videos que demostrarían varios intentos de compra de votos en el Congreso para librar nuevamente a Kuczynski de la destitución.

   Los videos muestran, entre los implicados, a Kenji Fujimori y otros miembros de Fuerza Popular --como Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez--, quienes tratan de comprar el voto en contra del congresista del mismo grupo Moisés Mamani, quien realizó las grabaciones.

   Precisamente, Kenji y otros nueve congresistas se abstuvieron en diciembre durante la primera vacancia, y Alberto Fujimori fue puesto en libertad. Kenji Fujimori niega haber tratado de comprar votos para Kuczynski.

   

   

   Todo ello ha impulsado finalmente al mismo Pedro Pablo Kuczynski y dimitir de la Presidencia de Perú, una noticia provocada además por el cambio de parecer tras la aparición de los videos de varios congresistas que iban a respaldarlo.

   El sustituto en la Presidencia será Martín Vizcarra, el primer vicepresidente de Kuczynski y embajador de Perú en Canadá, quien ha viajado al país en las últimas horas para ocuparse de sus nuevas funciones.

   Por otro lado, en las últimas horas la Fiscalía de Perú ha solicitado una medida de arraigo para el expresidente, pues se considera que hay riesgo de fuga por su parte.