Cambio en la Vicepresidencia de Colombia, ¿antesala de las elecciones de 2018?

Vargas Lleras, vicepresidente colombiano
REUTERS/JOHN VIZCAINO
Actualizado 01/02/2017 12:47:52 CET

   BOGOTÁ, 1 Feb. (Notimérica) -

   El 27 de mayo de 2018, Colombia celebrará elecciones presidenciales, una fecha hacia la que ya miran los principales partidos políticos. A pesar de que queda más de un año para que el mandatario Juan Manuel Santos deje el poder, la campaña parece haber comenzado.

   Prueba de ello es el cambio de vicepresidente, cargo que ostenta en la actualidad Germán Vargas Lleras, quien será sustituido en marzo por el general Óscar Naranjo. En las últimas semanas, el alto funcionario se ha perfilado como uno de los candidatos más fuertes para los comicios, una meta que lo alejaría de sus funciones públicas.

   De acuerdo con el artículo 187 de la Constitución Política de Colombia, "no podrá ser elegido presidente de la República o vicepresidente el ciudadano que un año antes de la elección haya tenido la investidura de vicepresidente" o la de "ministro".

   Por tanto, si Vargas Lleras --que es miembro de Cambio Radical-- decidiera postularse oficialmente como candidato a las presidenciales, debería dimitir antes del próximo 27 de mayo, por lo que su salida de la Vicepresidencia encajaría entre los sacrificios necesarios para alcanzar su objetivo.

   Esta no sería la primera vez que el político optara a la Presidencia. En 2010, Vargas Lleras se presentó a las elecciones, obteniendo en la primera vuelta 1.473.627 votos. Durante su campaña, siempre dejó claro su intención de continuar con las políticas del exmandatario Álvaro Uribe, pero sin Uribe.

   En esta línea, en esta ocasión Vargas Lleras se presenta como la continuidad del presidente Santos, miembro del Partido Liberal Colombiano.

"Si el país quiere continuidad, ahí está Vargas Lleras", aseguró al respecto el que podría ser uno de sus principales rivales de cara a las presidenciales, el precandidato de Centro Democrático Iván Duque, en entrevista con el medio colombiano 'El País'.

   Sus declaraciones se unen a las de Santos, quien expresó, según 'El Tiempo, que "no tiene duda" de que el vicepresidente "en un futuro político" respetará el acuerdo de paz y "hará cumplir lo pactado".

"Germán Vargas ha hecho una gran labor, es un gran ejecutor y un gran compañero (...). Espero que le vaya muy bien en su futuro político", dijo el mandatario al anunciar su retirada.

   No obstante, el mensaje de Santos se caracterizó por su tono conciliador, dado que la relación entre la Presidencia y Vicepresidencia no siempre ha gozado de un buen estado. Aunque el presidente se ha mostrado convencido de que este continuará con lo acordado en La Habana --un punto de vista mantenido también por sus rivales-- , durante el proceso de paz evitó pronunciarse hasta la misma semana del plebiscito, celebrado el 2 de octubre, cuando confesó que tenía "serias dudas" sobe la jurisdicción especial que juzgaría a los actores del conflicto.

   Asimismo, su opinión también defirió de la de Santos en lo referente a la reforma tributaria presentada por el Ejecutivo, criticando que perjudicaría la ejecución de políticas públicas en lo que se refiere a viviendas de interés social.

   "Soy miembro del Gobierno, pero a nosotros, a mí personalmente, nadie nos consultó lo que estaba pensando en materia de vivienda de interés social que, repito, simplemente acaba con ella en Colombia", denunció el pasado mes de octubre durante una protesta.

   En este contexto, el que se presenta como la continuidad de Santos pero sin Santos --a pesar de los conflictos mencionados-- podría estar acompañado de Simón Gaviria, director y jefe único del Partido Liberal.

   No obstante, por el momento ni Gaviria, hijo del expresidente César Gaviria y Director Nacional de Planeación (DPN), ni Vargas Lleras han confirmado la noticia.

NARANJO, CRUCIAL EN EL PROCESO DE PAZ

   En cuanto a la elección de Naranjo, exdirector de la Policía Nacional y negociador en el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se trata de un hombre de máxima confianza para el actual mandatario.

   "El general Naranjo es una persona que le ha servido a este país toda su vida, cuya lealtad está a toda prueba y se ha ganado el respeto de los colombianos y del mundo", dijo Santos, en entrevista con 'Caracol Radio'.

   Su papel ha sido crucial en los acuerdos de paz, un hecho que habría impulsado su elección. Al respecto, el jefe de Estado aseguró que "hizo un trabajo impecable como negociador plenipotenciario", después de que el mismo Santos lo llamara para que se incorporara a la delegación del Gobierno en La Habana (Cuba), a pesar de estar retirado.

   Naranjo cuenta con 36 años de servicio en la Policía Nacional, una labor que le hizo merecedor en 2008 del galardón a Mejor Policía del Mundo, otorgado por la Asociación Internacional de Jefes de Policía.

   En esta línea, su lucha contra la inseguridad y la violencia llamó la atención incluso del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien solicitó su asesoramiento en temas de seguridad en 2012.

   Además, el general no es miembro de ninguna formación política, lo que favorece su aceptación en ambas Cámaras.

   "Naranjo no es de ningún partido, es una figura que cae bien en todos los sectores y seguro que será un vicepresidente prudente, moderado, tranquilo", confió el senador de la U Armando Bendetti.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies