La candidata 'uribista' a vicepresidenta alerta en contra de "hacer trizas" el acuerdo de paz con las FARC

La política colombiana Marta Lucía Ramírez
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA
Publicado 11/06/2018 17:50:44CET

   BOGOTÁ, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La candidata conservadora a la Vicepresidencia de Colombia en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, prevista para el 17 de junio, Marta Lucía Ramírez, ha considerado que sería "una gran irresponsabilidad" "hacer trizas" el acuerdo de paz firmado por el Gobierno saliente de Juan Manuel Santos con la antigua guerrilla de las FARC, matizando así el discurso político del 'uribismo'.

   "No creo que podamos hacer trizas ese acuerdo, sería una gran irresponsabilidad", ha dicho Ramírez en una entrevista publicada por el diario colombiano 'El Espectador', ratificando la nueva línea discursiva fijada por su candidato presidencial, Iván Duque, que en el arranque de la campaña electoral ya corrigió el rumbo inicial adoptado por su partido, Centro Democrático.

   La frase, con la que han tenido que convivir durante la pugna electoral, fue pronunciada por el ex ministro de Interior y presidente de honor de Centro Democrático, Fernando Londoño, hace un año, en pleno proceso de desmovilización y desarme de los guerrilleros de las FARC. "El primer desafío (...) será el de volver trizas ese maldito papel", espetó. Fue "muy desafortunada", ha reconocido Ramírez, subrayando que ella no forma parte de Centro Democrático.

   Ramírez procede del Partido Conservador del ex presidente Andrés Pastrana y Duque representa a Centro Democrático, fundado por el ex presidente Álvaro Uribe, si bien ambas formaciones concurren en coalición a estos comicios presidenciales. Los dos ex mandatarios han unido fuerzas contra el acuerdo de paz y consiguieron que el 'no' se impusiera en el referéndum sobre el mismo, asestando el primer golpe al proceso de paz.

   Desde entonces, 2 de octubre de 2016, la opinión pública de Colombia ha ido evolucionando, pero el rechazo a los textos de La Habana sigue dominando. De hecho, Duque y Ramírez, que han prometido modificar el acuerdo de paz con las FARC, figuran como favoritos en los sondeos sobre intención de voto. Ya fueron los más votados en la primera vuelta del 27 de mayo.

   "Lo que ha dejado de positivo el acuerdo hay que mantenerlo", ha esgrimido Ramírez, pero "sí hay que hacerle reformas y tratar de que sean muy puntuales". Entre los puntos a modificar, ha señalado el hecho la consideración del narcotráfico como una actividad conexa con el delito político --"es totalmente inaceptable"--; la participación política de las FARC, para que "los principales criminales" no compitan en las urnas; y la justicia transicional, para que no sea una institución independiente del Poder Judicial.

Contador