Caracas acusa a la UE de "atentar contra la tranquilidad y el diálogo" en Venezuela

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 25/06/2018 15:47:13CET

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Venezuela ha considerado una "franca intromisión" en los asuntos internos y una "agresión" la última batería de sanciones aprobadas por la UE contra once dirigentes, entre ellos la vicepresidenta Delcy Rodríguez, y ha lamentado que se sigan adoptando medidas que atentan contra la tranquilidad y el diálogo entre los venezolanos".

   "Es sorprendente la flagrante subordinación de la Unión Europea a la Administración Trump, emulando sus acciones de agresión contra Venezuela, diseñadas por los sectores más extremistas y guerreristas de ese Gobierno", ha lamentado el Ministerio de Exteriores venezolano, horas después de que se conociesen las sanciones.

   Los ministros de Exteriores de la UE han aprobado este lunes imponer sanciones a once altos cargos de Venezuela implicados en el proceso electoral del pasado 20 de mayo. Además de Rodríguez, en la lista también figuran el ministro de Educación, Elías Jaua, la vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral, Sandra Oblitas, el vicepresidente de Economía y ministro de Industria Nacional, Tareck El Aissami, así como varios cargos militares.

   Caracas ha advertido a la UE en su nota de que "no aceptará amenazas de ninguna potencia o grupo de países coaligados con reminiscencias imperiales", al tiempo que ha subrayado que "el pueblo venezolano es soberano e independiente".

   Las instituciones "democráticas" venezolanas, ha añadido, "surgen del sufragio universal y se reservan el derecho de responder a estos castigos "con la debida proporcionalidad". El Ejecutivo de Nicolás Maduro ha abogado por hacer respetar "el principio de no injerencia, el respeto a la soberanía nacional y la autodeterminación".