Chile expulsará a 2.000 extranjeros indocumentados con antecedentes

Chile's President Sebastian Pinera waits to receive protocol greetings at La Mon
REUTERS / RODRIGO GARRIDO - Archivo
Actualizado 27/06/2018 9:21:33 CET

   SANTIAGO, 26 Jun. (Notimérica) -

   El Gobierno chileno expulsará antes del 31 de agosto de este año a 2.000 extranjeros indocumentados con antecedentes penales que ya cumplieron su condena.

   "El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla lideró un operativo de expulsión contra los primeros 59 extranjeros que cumplían condena en nuestro país, y adelantó que este año se expulsará a más de 2.000 extranjeros irregulares con antecedentes penales", informó la Subsecretaría del Interior a través de su cuenta de Twitter.

   Este programa de expulsión es parte de un amplio proceso de regularización de migrantes iniciado por el Gobierno del presidente Sebastián Piñera en abril de este año, que busca poner en regla los papeles de todos los extranjeros que residen en Chile de manera irregular, pero sin antecedentes penales.

   El proceso de expulsiones se llevará a cabo en etapas. La primera, consiste en identificar a los extranjeros que ya cumplieron su condena en Chile y, por ley, deben ser expulsados. Lo mismo se está haciendo con aquellos que están cumpliendo una pena en el país, de tal manera que cuando la terminen, inmediatamente sean deportados.

   "Producto de todo el esfuerzo que está haciendo el Ministerio del Interior con la Policía de Investigaciones de Chile, vamos a pasar las 2.000 expulsiones este año", informó Ubilla al diario 'El Mercurio'.

   La segunda etapa se enfocará en aquellos extranjeros que son infractores de la ley migratoria porque están en el país en situación irregular, pero no tienen antecedentes penales.

   "Actualmente, los extranjeros que cumplen su condena quedan libres en el país cuando debieran ser expulsados", acusó la autoridad chilena.

   Y la tercera fase comenzará a partir del 23 de julio --un día después del cierre de la inscripción en el proceso de regularización migratoria-- con aquellos extranjeros que no se registraron dentro del plazo.

   "Asumimos que quienes no se inscriban es porque probablemente tienen antecedentes penales", señaló Ubilla.

   El viernes de la semana pasada se registró la primera expulsión y se deportaron 59 peruanos y bolivianos condenados por tráfico de drogas y robo con intimidación, y hasta el 31 de agosto se expulsarán a otros 135 extranjeros más.

Contador