Los obispos en Chile piden perdón por los abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia

Obispos
VATICAN MEDIA
Actualizado 04/08/2018 8:15:03 CET

SANTIAGO DE CHILE, 4 Ago. (Reuters/EP) -

Los obispos de la Iglesia Católica en Chile han pedido perdón este viernes por los abusos sexuales de miembros del clero contra menores y se han comprometido a informar sobre todos los casos, además de aumentar la coordinación con la Fiscalía en las investigaciones.

Tras un cónclave en una localidad costera cerca de Santiago, la cúpula de la Iglesia ha reconocido que ha "fallado" en su deber de atender y acompañar a las víctimas por los "graves pecados e injusticias cometidas por sacerdotes y religiosos".

Las denuncias contra diversos miembros de la Iglesia Católica chilena llevaron este año al Papa Francisco a abrir una investigación que ha generado la salida de obispos y otros sacerdotes acusados de realizar o encubrir abusos contra menores.

"No reaccionamos a tiempo ante los dolorosos abusos sexuales, de poder y de autoridad y, por ello, pedimos perdón en primer lugar a las víctimas y sobrevivientes", ha señalado Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal de Chile.

"Algunos de nosotros pudimos ser más activos y atentos al dolor sufrido por las víctimas, familiares y la comunidad eclesial", ha aseverado.

Según datos de la Fiscalía chilena, hay 38 casos vigentes de delitos cometidos por clérigos y laicos contra menores, adolescentes y adultos. En total, son 73 personas investigadas y 104 víctimas, la mayoría de ellas menores de edad en el momento de los hechos.

Por ello, todos los miembros del episcopado acordaron una serie de medidas y compromisos, en un intento por poner fin a las faltas y omisiones que han provocado la peor crisis de la Iglesia Católica en Chile.

"A contar de esta fecha, daremos a conocer públicamente toda investigación previa sobre presunto abuso sexual de menores de edad realizada en nuestras jurisdicciones. Lo mismo solicitamos a los superiores de congregaciones religiosas", ha afirmado Silva.

Junto con ello, el episcopado ha reiterado su compromiso de colaborar con la justicia civil para que sean investigados decenas de casos en manos de la Fiscalía chilena.

"Se quiere hacer un convenio de manera de tener un traspaso fluido de información, que deje conforme tanto a la iglesia, de acuerdo a nuestra normativa, como también los requerimientos del ministerio público. Eso se está conversando", ha asegurado el secretario general del Episcopado, Fernando Ramos.

Sobre la posibilidad de que la Iglesia entregue el nombre de las víctimas a la fiscalía, Ramos ha aseverado que éste es uno de los puntos que "está en conversación".

"Aquí hay un criterio que es clave, que es la absoluta disposición para colaborar con la fiscalía, en base a ese piso estamos tratando de hacer este convenio", ha añadido Silva.

Las resoluciones del episcopado chileno se conocen después de que previamente esta semana, la Fiscalía informó de que solicitó al Vaticano expedientes canónicos que involucran a miembros de la Iglesia Católica local por una serie de casos de delitos sexuales.

Contador