La CIDH insta a Venezuela a "proteger a su población del hambre"

Venezuelans line up to receive food at a gym which has turned into a shelter for
REUTERS / NACHO DOCE
Publicado 03/02/2018 18:57:16CET

   CARACAS, 3 Feb. (Notimérica) -

   La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha urgido a Venezuela "a respetar y garantizar" la seguridad alimenticia y la salud de sus ciudadanos, así como el rechazo a la represión violenta.

   En un comunicado, la CIDH ha declarado que "el estado venezolano debe redoblar esfuerzos para garantizar niveles esenciales para proteger a su población del hambre".

   También ha transmitido su inquietud con respecto a los informes sobre "la negativa (de las autoridades) a recibir cooperación internacional para paliar la crisis económica y social que atraviesa el país".

   La CIDH ha destacado la alarma que supone el incremento del desabastecimiento, tanto de alimentos como de medicamentos, que sufre el país, así como las denuncias sobre la distribución desigual de artículos de primera necesidad por el Gobierno, que favorecen a los seguidores del oficialismo en detrimento de los opositores.

   El organismo también ha querido expresar "su rechazo a todo tipo de violencia o abuso de la fuerza en el marco de manifestaciones fruto de ese contexto" y ha condenado las muertes reportadas entre el 31 de diciembre y el 9 de enero "debido al enfrentamiento y la violencia entre personas tratando de conseguir alimentos y personal de seguridad".

DESABASTECIMIENTO

   Por su parte, el presidente de la CIDH y relator de país para Venezuela, Francisco Eguiguren, ha declarado que la inflación "repercute directamente en la seguridad alimentaria y en la salud de la población".

   "Durante 2017 habrían fallecido entre cinco y seis niños semanalmente por falta de alimentación, y al menos 33 por ciento de la población infantil presentaría indicadores de retardo en su crecimiento", ha explicado Eguiguren.

   "Asimismo, un promedio de 4,5 millones de personas solo estaría alimentándose una vez al día, y en ocasiones cada dos días, resultando que el 11,4 por ciento de la población infantil ya se encontraría en situación de desnutrición", ha añadido.

   El desabastecimiento no afecta solo a los alimentos, sino también a las medicinas, con lo que la CIDH ha declarado que "al finalizar 2017, el desabastecimiento de medicinas básicas para enfermedades relacionadas con diabetes, diarrea, hipertensión e infecciones respiratorias agudas se encontraría sobrepasando el 80 por ciento".

   Además, ha añadido que "el 85 por ciento de las farmacias de la capital venezolana se habrían quedado sin medicación para infecciones oportunistas que atacan a personas viviendo con VIH o sida; y que entre un 95 y un 100 por cien de los hospitales no tendrían antirretrovirales a su disposición".

   Por último, ha apuntado que debido a los fallos en la atención médica generados por este tema, unas cinco personas han fallecido, según ha publicado el diario venezolano 'El Universal'.