Colombia envía un mensaje de tranquilidad a excombatientes de las antiguas FARC tras la detención de Santrich

Jesús Santrich, antiguo jefe de la extinta guerrilla de las FARC
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA
Actualizado 12/04/2018 8:37:08 CET

BOGOTÁ, 12 Abr. (Reuters/EP) -

Las autoridades colombianas han enviado este miércoles un mensaje de tranquilidad a los excombatientes de la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) después de que las fuerzas de seguridad detuvieran al exjefe de la milicia Seuxis Hernández Solarte, más conocido como 'Jesús Santrich', por presunto narcotráfico.

"Todos los excombatientes que se mantengan en la legalidad, que han cumplido y cumplen con lo pactado, que son por fortuna la inmensa mayoría, no tienen nada que temer", ha aseverado el presidente, Juan Manuel Santos, durante una rueda de prensa.

"A ellos les garantizamos que las reglas acordadas se van a respetar y en particular el tratamiento especial judicial y el proceso de reincorporación previsto en el acuerdo", ha añadido.

La Fiscalía del país informó este martes de que Santrich habría recibido en febrero en su casa a agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) que se hicieron pasar por narcotraficantes mexicanos, quienes habrían concretado el envío de 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos. Uno de los infiltrados tomó una foto que ha sido publicada este martes por la Fiscalía como prueba clave en la investigación contra el exguerrillero.

Este mismo miércoles, el Gobierno ha asegurado que cumplirá con el acuerdo de paz firmado con las FARC y ha tratado de tranquilizar así a los exmiembros del grupo, que han protestado por el arresto y la posible extradición de Santrich a Estados Unidos.

Tras reunirse con miembros del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el presidente colombiano ha reiterado que aquellos que comentan delitos después del 1 de diciembre de 2016 irán a la cárcel. "Las reglas del juego son claras y se deben cumplir", ha aseverado.

En este sentido, Santos ha expresado que el proceso para enviar al detenido a Estados Unidos será puesto en marcha si se demuestra que es culpable del delito que se le imputa, lo que ha levantado la polémica entre los miembros de la formación creada a partir de la disolución de las antiguas FARC.

El partido ha insistido en que se trata de un "montaje" y un golpe al proceso de paz iniciado en el país desde que la milicia y el gobierno firmaron un acuerdo en noviembre de 2016 para poner fin al conflicto, que se ha saldado con más de 200.000 muertos.

El líder de las desaparecidas FARC, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', ha afirmado que ha mantenido una reunión "productiva" con el presidente de Colombia y ha afirmado que las partes "se han comprometido a acelerar" la aplicación del acuerdo de paz.

Asimismo, ha resaltado que las partes se han comprometido a "crear mecanismos expeditos para la articulación y coordinación de los recursos humanos, técnicos y financieros" y ha insistido que el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común "está comprometido con el país".

"Hemos cumplido y seguiremos cumpliendo. El proyecto de una Nueva Colombia es la suma de todos y más grande que cada individuo. Nuestro fin último es la paz con justicia social", ha remachado.

La Fiscalía, por su parte, sostiene que 'Jesús Santrich' conspiró para enviar diez toneladas de cocaína a Estados Unidos después de la entrada en vigor del acuerdo.