El ELN reconoce que "es posible" que ocupe los territorios abandonados por las FARC

 

El ELN reconoce que "es posible" que ocupe los territorios abandonados por las FARC

ELN
REUTERS
Actualizado 09/02/2017 18:57:54 CET

BOGOTÁ, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El gestor de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Eduardo Martínez ha admitido que "es posible" que la guerrilla ocupe los territorios abandonados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a pesar del diálogo de paz en marcha.

Los combatientes de las FARC, la primera guerrilla de Colombia, han completado esta semana el traslado desde sus escondites en la selva hasta las 26 zonas veredales donde, conforme al acuerdo de paz firmado el año pasado con el Gobierno, deberán concentrarse para pasar a la vida civil.

Las autoridades colombianas temen que el ELN, la segunda guerrilla, se apodere de las antiguas posiciones de las FARC, así como de sus negocios, incluido el narcotráfico, lo cual contribuiría a fortalecer al grupo armado en pleno diálogo de paz.

Interrogado sobre esta cuestión, Martínez ha contestado que "en un escenario todo es posible", también "copar territorio". "Es probable que toque hacerlo porque las comunidades nos lo exigen", ha dicho en declaraciones a Blu Radio.

El gestor de paz ha aprovechado además para indicar que el ELN no prevé abordar el narcotráfico en las conversaciones de paz con el Gobierno porque, según ha afirmado, la guerrilla dirigida por Nicolás Rodríguez Bautista, alias 'Gabino', no está vinculado a este negocio.

"Es probable que se recojan ideas de los compañeros de las FARC, pero algunas cosas no las contemplamos, como el narcotráfico porque nunca hemos estado vinculados (...) Siempre hemos hecho un deslinde frente a eso", ha sostenido.

Sin embargo, ha admitido el cobro de gramaje, es decir, un impuesto especial para quienes mercadean con la cocaína en los territorios controlados por el ELN. "En donde nosotros tenemos presencia sí se efectúa", ha confesado.

Las delegaciones del Gobierno y el ELN instalaron el martes en Quito la mesa de conversaciones y este miércoles comenzarán las negociaciones sustantivas para firmar una paz que, sumada a la que ya se ha pactado con las FARC, supondría el fin del conflicto con las guerrillas en Colombia.

El Gobierno y el ELN anunciaron el 31 de marzo el inicio de la "fase pública" de las negociaciones tras dos años de "contactos exploratorios". El diálogo debía haber comenzado en mayo, pero se ha retrasado una y otra vez por la negativa de la guerrilla a liberar a los secuestrados.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha insistido una vez más al ELN en que "termine la injustificable práctica del secuestro". "Es con gestos de paz" como "se logra confianza en la mesa", ha subrayado el líder conservador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies