El ELN reconoce su responsabilidad en el asesinato del gobernador de una comunidad indígena

Contador
ELN
REUTERS
Actualizado 30/10/2017 8:31:56 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha reconocido este domingo su responsabilidad en el asesinato el miércoles de Aulio Isararama Forastero, gobernador de la comunidad indígena de Catru Dubaza Ancoso.

En su comunicado, la Dirección del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez (FGOc-OG) ha afirmado que Forastero fue detenido por miembros de la guerrilla por su "relación con la Inteligencia militar".

Así, ha dicho que "la unidad que operaba cerca a su comunidad procede a detenerlo para investigarlo", agregando que "el gobernador (...) se niega a caminar y se abalanza sobre uno de los guerrilleros, con el trágico desenlace conocido".

"En ningún momento se había impartido orden ni autorización para atentar contra la integridad física del señor gobernador Aulio Isaramá. La unidad guerrillera que lo detuvo solo tenía como propósito una investigación", ha recalcado.

El ELN ha dicho lamentar "profundamente" lo sucedido y ha pedido perdón "por este doloroso caso" a sus familiares. "Igual expresamos a la comunidad a la que pertenecía el gobernador y a todos los pueblos indígenas quienes nos merecen todo el respeto y reconocimiento", ha dicho.

"A todos ellos les reiteramos nuestra palabra para plantear la verdad frente a lo ocurrido, reconocer el error cometido y dar la cara para aclarar lo necesario", ha manifestado.

En este sentido, ha prometido "un ejercicio de reflexión a todos los niveles internos para que hechos como éste no se vuelvan a repetir", ratificando su compromiso con el alto el fuego bilateral.

"El Frente de Guerra Omar Gómez espera que en la Mesa de Quito se apruebe el escenario de interlocución directa de los sectores populares, sociales y gremios de la región con nuestro Frente de Guerra, para que mutuamente nos escuchemos, hagamos los aportes y aclaremos las inquietudes, contribuyendo así a una visión de patria desde esta región del país y aportemos en la solución a los problemas", ha remachado.

El jefe de la delegación gubernamental en las conversaciones de paz, Juan Camilo Restrepo, ha tildado el suceso de "deplorable desde todo punto de vista" y "decepcionante".

"El mecanismo de seguimiento y verificación del cese al fuego habrá de pronunciarse; además de los jueces pues es un crimen repudiable", ha dicho, en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

Activistas y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han advertido de que la violencia se ha disparado en los territorios que las ya extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han abandonado como parte del acuerdo de paz firmado en 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies